Cómo hacer una crema facial de polen de abeja

El polen de abeja se usa en una gran cantidad de suplementos naturales y productos para el cuidado de la piel debido a su alto contenido de antioxidantes. Un análisis nutricional del polen de la abeja de Durham's Bee Farm muestra que contiene 28 minerales esenciales para la salud humana. Según una monografía de Natural Medicine Comprehensive Database, el polen de abeja se usa para suavizar y aliviar las erupciones en la piel. Esta crema facial de polen de abeja requiere del extracto del polen, que se encuentra en las tiendas naturistas y en línea. Al usar el extracto en lugar de los granos de polen evitarás que el producto final se aglutine. Esta receta crea una crema espesa y suave que puedes aplicar sobre el rostro.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 3/4 de taza de aceite de almendras dulce (puedes usar aceite de girasol o de semillas de uva como alternativa)
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 1/2 onza de cera de abejas (15 gr)
  • 4 onzas 1/2 (113 gr) de agua destilada
  • 1/3 de taza de aloe vera puro
  • 2 cucharaditas de aceite de vitamina E
  • 1/4 de onza (7 gr) de extracto de polen de abeja (o de extracto de granos de polen)
  • Cacerola para baño maría
  • Cacerola pequeña
  • Cucharas pequeñas y medianas
  • Taza medidora de vidrio o de acero inoxidable
  • Tazón pequeño o mediando de vidrio o de acero inoxidable
  • Licuadora de pie o de mano
  • Frasco seco esterilizado y una tapa para el producto final

Instrucciones

    Preparación

  1. Derrite el aceite de almendras dulces y cera de abeja en la cacerola para el baño maría. Ponla a fuego lento y revuelve suavemente con una cuchara a medida en que los aceites se funden. Espera a que la mezcla de aceites se enfríen antes de pasar al Paso 2 pero no permitas que los aceites se solidifiquen.

  2. Vierte agua destilada, extracto de polen de abeja, aloe vera y aceite de vitamina E en un tazón mediano de vidrio o de acero inoxidable. Revuelve suavemente. Transfiere la mezcla a la licuadora si no estás usando una batidora de mano. En este último caso, asegúrate de que la mezcla esté en un tazón lo suficientemente grande para que quepa la mezcla de aceite.

  3. Vierte lentamente la mezcla en el tazón de ingredientes o en la jarra de la licuadora mientras la licúas. La consistencia será ligera si el aceite aún está caliente. Una mezcla de aceites más tibia producirá una consistencia más cremosa. Apaga la licuadora una vez que la crema esté completamente homogénea.

  4. Coloca el frasco o los frascos que contendrán el producto en un paño de cocina y vierte la crema en su interior. Rellena hasta el borde para que se ajuste un poco cuando la crema se enfríe completamente. Pon la tapa, etiqueta el frasco y déjalo durante 24 horas antes de usarlo. Para evitar que se eche a perder almacena la crema en tu refrigerador.

Consejos y advertencias

  • Puedes sustituir el aceite de vitamina E con aceite de germen de trigo. Ambos funcionan como conservantes.
  • La cera de abeja generalmente se vende en barras de una onza (30 gramos). Corta una barra a la mitad para obtener la 1/2 onza (15 gramos) necesaria para esta receta.
  • Sólo debes usar aloe vera puro, evita los subproductos del aloe.
  • No uses esta crema si tienes alergia a las picaduras de abeja o al polen.

Más galerías de fotos



Escrito por amy stanbrough | Traducido por alejandra prego