Cómo hacer una crema facial con manteca de karité

De acuerdo con el American Shea Butter Institute, los hidratantes que se encuentran en la manteca de karité son los mismos que los producidos por las glándulas sebáceas de la piel. Esto hace que la manteca de karité sea un tratamiento efectivo para la piel seca, y también es lo suficientemente suave para usar como crema facial todos los días para prevenir la sequedad. Una combinación de manteca de karité, aceite de oliva, aloe vera y vitamina E crea una crema adecuada para todo tipo de piel, incluso las más sensibles. Personaliza esta crema para la cara según tus necesidades particulares añadiendo un aceite esencial que se complemente con tu tipo de piel.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • 1 cda. de gel de aloe vera
  • 1 cda. de agua de rosas
  • Tazones para mezclar
  • Batidor de alambre
  • Caldera doble
  • 3 cdas. de aceite de oliva
  • 1 cda. de manteca de karité
  • 2 cdtas. de perlas de cera de abeja
  • 800 UI de aceite de vitamina E
  • 1/4 de cdta. de lecitina líquida
  • 3 gotas de aceite esencial, opcional
  • Jarra de boca ancha de 4 oz.

Instrucciones

  1. Combina el gel de aloe vera y el agua de rosas en un tazón pequeño. Bate hasta que esté bien mezclado y deja a un lado.

  2. Llena el fondo de una caldera doble hasta la mitad con agua. Colócala a fuego medio hasta que hierva.

  3. Vierte el aceite de oliva, la manteca de karité y la cera de abeja en la parte superior de la caldera doble y calienta suavemente los ingredientes en el agua hirviendo hasta que se funda la cera de abejas.

  4. Retira la mezcla del fuego. Agrega la vitamina E y la lecitina líquida y mezcla bien. Estos ingredientes trabajan para estabilizar y emulsionar la crema para la cara, dando como resultado una consistencia espesa y cremosa.

  5. Agrega el aloe vera y la mezcla de agua de rosas a la mezcla de aceite de oliva y manteca de karité. Agita enérgicamente con un batidor de alambre durante unos cinco minutos para espesar la crema.

  6. Agrega el aceite esencial si lo deseas, y bate de nuevo para combinar. Para obtener los mejores resultados elige un aceite esencial que se complemente con tu tipo de piel. Prueba la lavanda para la piel normal, el limón para la piel grasa o el sándalo para la piel seca.

  7. Transfiere la crema facial a un frasco de boca ancha, poco profundo. Conserva en un lugar fresco y seco, lejos de la luz solar directa. La crema se mantendrá durante un máximo de seis meses si se almacena correctamente.

Consejos y advertencias

  • Si las perlas de cera de abeja no están disponibles, ralla un bloque de cera sólida hasta que tengas alrededor de 2 cdas. de fragmentos.
  • Para el uso, masajea la crema de manteca de karité en la piel usando movimientos ascendentes y circulares. Comienza en tu cuello y sigue hacia arriba. Evita las áreas sensibles alrededor de los ojos. Esparce la crema con golpes suaves sobre el área debajo de los ojos, pero no la frotes. Para obtener los mejores resultados, utiliza la crema una o dos veces al día justo después de lavar la piel con un limpiador suave.

Más galerías de fotos



Escrito por willow sidhe | Traducido por mar bradshaw