Cómo hacer una crema facial para la mañana

Las cremas faciales forman parte de la familia de productos de belleza llamados emulsiones. Constan de tres partes básicas: una base de aceite, una base de agua y un emulsionante que los une. Los diferentes tipos de cremas contienen distintos porcentajes de cada uno de estos ingredientes. Por ejemplo, las cremas para la noche son espesas y tienen un alto contenido de aceite mientras que las de la mañana son más ligeras y contienen más agua. Desafortunadamente, el mercado masivo de cremas también usa productos químicos, pero puedes evitarlos haciendo tu propia crema diaria. Todo lo que necesitas es lograr el equilibrio adecuado de los ingredientes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • 1/2 onza (15 gramos) de cera de abejas
  • 2 tazas de agua
  • 3/4 de taza de aceite de semillas de uva
  • 1/2 taza de aceite de coco
  • 4 cucharadas de romero seco
  • 2/3 de taza de agua destilada
  • 1/3 de taza de aloe vera
  • 2 cucharadas de aceite de germen de trigo
  • Cacerola para el baño maría
  • Dos tazones mezcladores de acero inoxidable
  • Olla pequeña
  • 2 Frascos de vidrio
  • Colador de metal
  • Espátula de goma
  • Batidora de mano

Instrucciones

  1. Coloca la cera de abeja, el agua, el aceite de coco y el aceite de semillas de uva en la cacerola para el baño maría. Calienta la mezcla hasta que se haya derretido por completo. Observa de cerca y no la calientes en exceso.

  2. Quita la mezcla del fuego y vértela en un tazón de acero inoxidable. Déjala a un lado.

  3. Calienta el agua sobre la hornilla hasta que hierva. Vierte el romero seco en un frasco de vidrio y luego el agua caliente en el mismo frasco, para dejar el romero en remojo. Espera 15 minutos.

  4. Cuela el agua con romero en un segundo tazón y desecha las sobras. Agrega el aloe vera y el aceite de germen de trigo. Mezcla bien con una espátula de goma.

  5. Vierte lentamente la mezcla de cera de abejas en el tazón que tiene la preparación del agua de romero. Mezcla con una batidora de mano eléctrica.

  6. Vierte la crema en un frasco y cierra bien la tapa. La crema para el rostro hecha en en casa tiene una vida útil corta, por lo que debes almacenarla en el refrigerador para que dure más tiempo.

Consejos y advertencias

  • Debido a que tu crema diaria no contiene un factor de protección solar, asegúrate de aplicarte una pantalla solar en el rostro antes de ponerla.

Más galerías de fotos



Escrito por stacey beth | Traducido por alejandra prego