Cómo hacer una crema facial con cera de abejas

Utilizada por muchas empresas de cosméticos y del cuidado de la salud para la producción de humectantes y bálsamos labiales, la cera de abejas es el material que usan estos insectos para crear los panales. El producto se obtiene al derretir el nido de abejas en agua hirviendo. Un estabilizador de bajo costo, la cera de abejas es la base ideal para hacer una crema facial humectante casera. Combina esta cera, que está disponible en las tiendas de artesanías, con una gran variedad de productos seguros, naturales y poco costosos para crear una crema facial humectante apta para todos los tipos de piel.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 2 cucharadas de cera de abejas rallada
  • Tazón apto para el microondas
  • 1/3 de taza de gel de aloe vera
  • 1/4 de taza de agua destilada
  • 1 cucharadita de miel
  • 2 cucharaditas de aceite de almendras o aceite de oliva extra virgen
  • 1/3 de cucharada de lanolina
  • Licuadora
  • Tazón
  • 3 a 5 gotas de aceite aromático o esencial
  • Frasco con tapa hermética

Instrucciones

  1. Vierte 2 cucharadas de cera de abejas rallada en un tazón apto para el microondas. Caliéntala en una potencia media durante 30 segundos o hasta que se derrita. Quita el tazón cuidadosamente y agrega 1/3 de taza de gel de aloe vera y 1/4 de taza de agua destilada.

  2. Agrega una cucharadita de miel, 3 cucharaditas de aceite de almendras o aceite de oliva extra virgen y 1/2 de cucharadita de lanolina. Vierte la combinación en la licuadora. En un ajuste medio, mezcla los ingredientes en intervalos de 30 segundos, hasta que estén bien incorporados.

  3. Vierte la mezcla en un tazón y agrega de tres a cinco gotas de tu aceite esencial o aromático favorito. Incorpora el aceite en la mezcla. Vierte con una cuchara la crema facial casera en un frasco limpio que tenga una tapa con cierre hermético.

  4. Almacena la crema en un lugar fresco y seco. Aplica una capa delgada del producto sobre tu rostro recién lavado en la mañana y antes de acostarte por la noche.

Consejos y advertencias

  • Si bien generalmente es apta para todos los tipos de piel, si tienes la piel sensible prueba el producto primero en una zona pequeña. Si se produce un enrojecimiento o una irritación deja de usarlo.
  • Revuelve la crema facial antes de cada uso.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por alejandra prego