Cómo hacer una crema corporal de café

Tal vez únicamente asocias el café con el necesario aumento de energía que te proporciona cada mañana. Sin embargo, tal vez no conozcas sus beneficios tópicos, especialmente para las mujeres que sufren de la vergonsoza celulitis. Según la Clínica Mayo, la celulitis se produce cuando se empujan bolsas de grasa contra la superficie de la piel. La esteticista Jennifer Tanner afirma que cuando se aplica en forma tópica, el café puede reducir el aspecto de la celulitis. Aprovecha los beneficios del café creando una crema corporal simple.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 4 cucharadas de cera de abeja
  • Tazón apto para el microondas
  • Tazón de tamaño mediano
  • 2 cucharadas de manteca de Karité
  • 2 cucharadas de aceite de café tostado
  • 10 a 20 gotas de aceite esencial

Instrucciones

  1. Coloca 4 cucharadas de cera de abeja en un tazón apto para el microondas. Caliéntala en una potencia media durante 30 segundos. Revuelve la cera y continúa calentándola en incrementos de 30 segundos hasta que la cera esté completamente derretida.

  2. Vierte la cera derretida en un tazón de tamaño mediano y agrega 2 cucharadas de manteca de karité y 2 cucharadas de aceite de café tostado. Este aceite es un aceite esencial disponible en las tiendas de artesanías, de salud y de belleza.

  3. Revuelve los ingredientes y agrega de 10 a 20 gotas de aceite esencial. Por ejemplo, el aceite de rosa contiene una fragancia suave y es ideal para la piel grasa, propensa al acné de tu espalda, del pecho y de los hombros. Si sufres de piel seca, el aceite dulce de almendras también tiene una fragancia suave y agradable y humecta la piel. Si tienes piel sensible, usa aceite de lavanda. Este también es ideal para usarlo con la piel seca.

  4. Revuelve la loción por última vez antes de verterla a un frasco limpio que tenga una tapa hermética. Almacena la loción en un lugar fresco y seco. Si la usas para tratar la celulitis, aplícala a diario sobre la zona afectada. De otro modo, puedes usarla después de la ducha o en cualquier momento del día.

Consejos y advertencias

  • Si tu piel es sensible, prueba primero la loción en una zona pequeña. Si no se produce un enrojecimiento o una irritación continúa usándola. En caso contrario, descontinúa el uso inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por alejandra prego