Crema blanqueadora facial casera

Escrito por Ginger Emme
Utiliza recetas caseras para el blanqueamiento de la piel.
Rostro de Joven mujer image by Don Perucho from Fotolia.com

Las cremas blanqueadoras para la piel a menudo contienen ingredientes fuertes y poderosos que pueden causar daños en el hígado, las tiroides y otros daños si se utilizan durante un largo período. Antes de probar productos químicos costosos con fuertes ingredientes, prueba una de estas recetas seguras y eficaces elaboradas con los alimentos diarios para ahorrar dinero y que ayudan a blanquear la piel de manera natural.

Máscara de fresa y yogur

Machaca cuatro o cinco fresas, 2 cucharaditas de bio-yogur, 1 cucharadita de aceite de oliva, 1 cucharadita de miel, y 2 cucharaditas de avena hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados y las fresas hechas puré. Aplica en la cara con las manos limpias, deja actuar durante 20 minutos y enjuaga. Las fresas son conocidas por tener un cualidades aclarantes, mientras que el resto de los ingredientes mantienen a la piel sana, brillante e hidratada.

Jugo de limón, miel y sal

Mezcla 1/4 taza de jugo de limón, 1 cucharadita de miel y 1/2 taza de sal y utilízalo como un exfoliante. El jugo de limón tiene cualidades de blanqueamiento para aclarar las pecas y las manchas, y la sal elimina impurezas y pule la piel seca para ayuda a que el jugo de limón penetre más profundo en los poros. La miel permitirá a los otros ingredientes trabajar y evita que la piel se seque y se irrite.

Máscara de madera de sándalo y agua de rosas

Mezcla 3 cucharadas de madera de sándalo en polvo y 3 cucharaditas de agua de rosas para crear una máscara espesa. Usa la máscara durante 20 minutos al día y después de varias semanas deberías ver una diferencia en el brillo de la piel.

Precauciones

El blanqueamiento de la piel siempre debe realizarse con cuidado y precaución, y discontinúa el uso de alguna de estas recetas si tu piel parece tener una reacción negativa. Si los remedios caseros no son suficientes, las cremas prescritas o de ventas libre también a blanquear la piel. Como siempre, es importante que le preguntes a tu dermatólogo qué productos son mejores y más seguros para tu tipo de piel.