Crecimientos en la piel por molusco contagioso en los niños

El molusco contagioso es una enfermedad cutánea que genera verrugas y pequeños crecimientos en la piel. Esta condición es común en los niños pequeños, ya que tienen sistemas inmunológicos más débiles que los adultos y tienen más probabilidades de entrar en contacto con otras personas portadoras de este mal, que se transmite con gran facilidad.

El virus

A diferencia de las verdaderas verrugas, el virus que causa el molusco contagioso no pertenece a la familia del virus del papiloma humano, si no que se trata de un miembro de la familia del virus de la viruela, que a su vez se relaciona con el virus de la varicela. En general, se considera que el molusco contagioso es una infección benigna que causa síntomas temporales y que se puede tratar sin mucho riesgo de complicaciones.

Los síntomas

De acuerdo con Medline Plus, el molusco contagioso se presenta por medio de pequeñas protuberancias de color rosa o carne de entre dos y cinco milímetros de diámetro con una hendidura en el centro. También pueden tener una apariencia brillante, rojiza o inflamada. Por lo regular, las lesiones tienden a agruparse y pueden aparecer en dos áreas de piel que se tocan entre sí, como puede ser debajo de la axila, detrás de la rodilla o en los pliegues de la ingle. Generalmente, las protuberancias no producen dolor.

La transmisión

El molusco se transmite por contacto de piel a piel o luego de tocar un objeto que alguien infectado con el virus ha tocado, explica la American Academy of Dermatology. En los niños, esto ocurre a menudo en la guardería o en el entorno escolar cuando un compañero enfermo toca los juguetes, las toallas y las superficies de juego y trabajo que más tarde tocan el resto de los niños. Las alfombras de gimnasia y las piscinas son otras fuentes que pueden capturar este virus. Un niño con el molusco contagioso puede autotransmitirse el virus si toca un área infectada y luego otra parte sana de su cuerpo. La enfermedad se propaga más rápidamente en condiciones cálidas y húmedas.

El tratamiento

No es necesario aplicar un tratamiento específico al molusco contagioso, ya que el sistema inmunológico del cuerpo se encargará de eliminar el virus por sí mismo. Según la información de Medline Plus, las lesiones individuales desaparecen al cabo de dos o tres meses, mientras que la desaparición de la condición (con la totalidad de las lesiones) generalmente se completa pasados entre seis y dieciocho meses luego de la infección inicial. Si los padres no quieren esperar a que las pápulas desaparezcan por su propia cuenta, pueden recurrir a la congelación con nitrógeno líquido, a la extirpación quirúrgica con escalpelo, a la eliminación por cauterización eléctrica o a la disolución con ácido. También es posible utilizar cremas y medicamentos orales para combatir la infección.

Prevención

Los padres deben enseñar a sus hijos buenos hábitos de higiene para evitar esta y otras enfermedades contagiosas de la piel, recomiendan los Centers for Disease Control and Prevention. El lavado de manos adecuado con agua caliente y jabón que dure entre 10 y 15 segundos, es el principal método de defensa contra el molusco contagioso. Los niños también deben evitar el contacto físico con otros niños infectados y con los objetos manipulados por personas enfermas.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por pei pei