Crecimiento del cabello sano en las mujeres después de la menopausia

Cuando las mujeres envejecen, los ovarios dejan de producir huevos y cesa el ciclo menstrual. La menopausia puede causar algunos síntomas desagradables como sofocos, irritabilidad, una disminución en los niveles de estrógeno, depresión, uñas quebradizas y caída del cabello. Una nutrición mejorada proporciona a una mujer las vitaminas, los minerales y otros nutrientes necesarios para el crecimiento del cabello sano.

Transportar oxígeno al cuero cabelludo

El ácido fólico es un miembro del complejo de vitamina B. La vitamina ayuda al cuerpo a producir glóbulos rojos. Los glóbulos rojos son esenciales para el crecimiento del cabello sano porque transporta el oxígeno necesario para el cuero cabelludo y los folículos pilosos. Una deficiencia de ácido fólico también puede causar anemia, fatiga, irritabilidad, pérdida de apetito y cambios de humor. Las fuentes naturales de ácido fólico incluyen espinacas, col rizada, acelga, brócoli, frijoles, lentejas y levadura nutricional.

Fabricar proteína

El magnesio es un mineral que las mujeres con menopausia deben incluir en su dieta para fomentar el crecimiento del cabello. El magnesio trabaja dentro de las células para producir energía y fabricar proteínas. Esto es importante para el cabello porque está hecho de celdas de proteína llamadas queratina. Los síntomas de una deficiencia de magnesio incluyen presión arterial alta, latido irregular del corazón, insomnio y ansiedad. Las fuentes naturales de alimentos de magnesio son vegetales verdes oscuros, nueces y semillas, cereales integrales y fríjoles.

Estimular los folículos pilosos


Alimentos con nutrientes de hierro para evitar la pérdida de cabello.

Las deficiencias de hierro son comunes en las mujeres posmenopáusicas y los síntomas incluyen fatiga, confusión mental, anemia, pobre resistencia, confusión mental, uñas quebradizas y caída del cabello. El hierro es esencial para el crecimiento del cabello porque produce hemoglobina. Este compuesto químico lleva oxígeno a lo largo de tu cuerpo, incluyendo el cuero cabelludo para estimular los folículos pilosos. Incluye carnes rojas, espinaca, col rizada, berza, germen de trigo y albaricoques secos en tu dieta.

Producir glóbulos rojos


La carne roja proporciona vitamina B-12 para el crecimiento del cabello.

La vitamina B-12 es un nutriente importante porque es fundamental en el mantenimiento de un apetito normal, fabricación de glóbulos rojos y crecimiento del cabello. Algunos posibles signos de deficiencia incluyen anemia, fatiga, pérdida de apetito, trastornos del sistema nervioso y pérdida del cabello. Si eres vegetariano presta especial atención a conseguir este nutriente. Las fuentes de vitamina B-12 son las carnes rojas y otros alimentos de origen animales como el pollo, pavo, hígado y carne de cerdo. También puedes obtener esta vitamina de levadura nutricional y el tempeh, una comida de soja fermentada.

Construir bloques para el crecimiento del cabello

Los aminoácidos actúan principalmente como bloques de construcción para los neurotransmisores que ayudan a tu sistema nervioso a trabajar. El cuerpo utiliza los aminoácidos esenciales como fuente de energía y ayuda a las vitaminas y a la función mineral para conseguir un crecimiento óptimo del cabello. Los aminoácidos esenciales también fabrican la proteína, que es necesaria para un cabello sano. Los aminoácidos pueden encontrarse en fríjoles, tofu, productos de soja, espirulina, frutos secos, pescado, pavo, pollo y otras carnes.

Más galerías de fotos



Escrito por yasser bailey | Traducido por maria gloria garcia menendez