¿Es la creatina un suplemento seguro para los adolescentes?

La creatina es un derivado de aminoácido que el cuerpo produce y que también se encuentra en fuentes de la dieta tales como la carne y el pescado, infroma la Universidad de Maryland Medical Center. Tu cuerpo convierte la creatina en fosfato de creatina o fosfocreatina y la almacena en los músculos. Los suplementos de creatina son utilizados por los fisicoculturistas y atletas competitivos para ayudarles a aumentar la masa muscular y mejorar el rendimiento. El uso de creatina también se ha asociado con efectos negativos, tales como la hipertensión y disfunción hepática. Por lo tanto, los suplementos de creatina no se consideran seguros para los adolescentes.

Uso de creatina entre los adolescentes

Un estudio publicado en una edición de 2001 de "Pediatrics" examinó el uso de suplementos de creatina entre atletas jóvenes, incluidos los menores de 18 años. El estudio incluyó a 1.103 participantes entre las edades de 10 y 18 años que respondieron una encuesta confidencial en relación con su uso de creatina. Los resultados mostraron que se utiliza creatina en cada grado después de sexto grado. El estudio también determinó que el uso de la creatina era más común entre los jugadores de fútbol, luchadores, jugadores de hockey, gimnastas y jugadores de lacrosse. Casi el 75% de los participantes citó un mejor rendimiento como su razón para tomar creatina. Sin embargo, se necesitan más investigaciones para comprobar la seguridad del uso de suplementos de creatina.

Dosis

La seguridad de los suplementos de creatina no ha sido probada a fondo para personas menores de 19 años de edad, informa la Universidad de Maryland Medical Center. Esto significa que la creatina generalmente no se recomienda para niños y adolescentes. La dosis de carga para los adultos mayores de 19 años es de 5 g de creatina tomado 4 veces al día durante una semana. La dosis de mantenimiento es de 20 a 25 g al día durante 5 días. Estas dosis se han establecido sobre la base de pruebas con atletas. No se han establecido las dosis recomendadas de creatina para los no atletas en el mismo rango de edad.

Efectos secundarios

El uso de suplementos de creatina se ha asociado con efectos secundarios como dolor de estómago, pérdida de apetito, diarrea y náuseas. Es probable que el uso de creatina también desencadene el asma o reacciones alérgicas en personas que son sensibles a la creatina o predispuestas a las alergias. A veces, la creatina causa el desgaste del tejido muscular, generando desgarros musculares. El aumento de la masa corporal y del peso también son posibles efectos secundarios. La intolerancia al calor, la deshidratación y los desequilibrios de electrolitos son otras reacciones adversas asociadas con el uso de creatina.

Interacciones posibles

Existe el peligro de una posible interacción entre la creatina y ciertos medicamentos, tales como cimetidina y medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos. Hay un aumento del riesgo de deshidratación cuando la creatina se toma con diuréticos. La creatina también aumenta el riesgo de daño renal cuando se toma con cimetidina. La cafeína afecta la capacidad del cuerpo para utilizar la creatina y también aumenta el riesgo de deshidratación.

Más galerías de fotos



Escrito por joseph pritchard | Traducido por sofía bottinelli