Cómo crear lechos para lombrices de pesca

Recoger tus propias lombrices para pesca es algo muy rentable y una enseñanza excelente para los niños. Las lombrices para pesca son fáciles de encontrar: sólo revisa la tierra en el patio o la acera después de la lluvia. Alternativamente, puedes encontrar lombrices de pesca en la tienda local de carnadas. De cualquier forma, necesitas un suministro inicial de lombrices para lograr una producción efectiva. Para comenzar, prepara un lecho agradable para las futuras lombrices.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Contenedor de 15 cuartos de galón con tapa
  • Cartón
  • Hebras de papel
  • 1 bolsa de compost para jardín
  • Lombrices

Instrucciones

  1. Forra la base de un contenedor de plástico de 15 cuartos de galón con cartón. El cartón marrón común funcionará mejor; evita utilizar cartón brillante con terminaciones brillantes o tratamientos a prueba de agua. Este cartón ayudará a regular la humedad en el lecho.

  2. Llena un cuarto de galón del contenedor de plástico con hebras de papel sueltas. Todo el correo confidencial triturado servirá, pero evita las tarjetas de crédito trituradas y otros materiales no biodegradables. El periódico también sirve, pero evita las hojas de colores como las páginas de historietas, ya que la tinta puede ser tóxica para las lombrices. El papel rápidamente se convertirá en alimento para las lombrices.

  3. Agrega compost hasta que el contenedor esté lleno hasta la mitad. Mezcla el compost y el papel manualmente. Agrega compost hasta una pulgada del borde. Esto proveerá un lecho fresco, húmedo y rico de nutrientes para que las lombrices se alimenten y reproduzcan.

  4. Introduce las lombrices en su nuevo hogar. Puedes utilizar dos contenedores de lombrices de la tienda local de carnadas o encuentra 10 a 15 lombrices en estado silvestre. Ajusta la tapa en el contenedor para evitar que entren aves y conserva el lecho lejos de la luz solar directa.

Consejos y advertencias

  • Cuando sea momento de ir a pescar, toma sólo la cantidad de lombrices que crees que necesitarás para el viaje; deja muchas lombrices para la próxima recolección.
  • Recarga el lecho al menos una vez al mes. Por encima del hábitat de lombrices, coloca una mezcla de papel y compost. Luego transfiere el contenido del contenedor de plástico a otro para que puedas reemplazar el cartón. Al transferir el hábitat de las lombrices nuevamente al contenedor, este se mezclará, ahuecará y estará listo para reproducir más lombrices.
  • Verifica las regulaciones de pesca cuando planees ir a pescar para asegurar que tu tipo de lombriz esté permitida. Si existen especies prohibidas, es mejor comenzar con lombrices de la tienda local de carnadas cerca del estanque de pesca. Esto te asegurará recoger solamente carnadas legales.

Más galerías de fotos



Escrito por alberto j. medina | Traducido por silvina ramos