Cómo crear una camisa abotonada para mujer

Puedes transformar camisas de hombre abotonadas fácilmente en camisas a medida para adaptarse al cuerpo de mujer. Esto no sólo te puede ahorrar cientos de dólares cada año, sino que las camisas que puedes haber sido pasado ​​por alto debido a su forma y tamaño pueden ser transformadas en blusas femeninas que son perfectas para ir a trabajar o a una fiesta. Con un poco de paciencia, los hallazgos en la tienda de segunda mano se pueden convertir en camisas abotonadas ajustadas que se ajustan perfectamente a los contornos de tu cuerpo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Unas tijeras
  • Botones
  • Una tiza de sastre
  • Una máquina de coser
  • Unas tijeras dentadas
  • Hilo
  • Una regla
  • Abreojales

Instrucciones

    La reducción de los hombros

  1. Coloca la camisa. Con la tiza de sastre en un color que contraste con su camisa, marca el fin de tu hombro. Este será el lugar donde estará la nueva costura del hombro.

  2. Siguiendo la línea de la costura original de la sisa, dibuja una línea curva para tu nueva costura del hombro hasta llegar hasta debajo de la axila de tu camisa.

  3. Dobla la camisa por la mitad y cortar a lo largo de la línea curva que acabas de crear, y de esta forma estarás cortando las dos mangas al mismo tiempo.

  4. Gira la camisa y las mangas y coloca alfileres de nuevo en las mangas de la camisa, dejando un margen de costura de media pulgada. Habrá un pequeño agujero en la axila de la camisa debido a la diferencia de tamaño entre los agujeros de la manga y el cuerpo. Corregirás esto más tarde. Trata de mantener el agujero lo más pequeño posible.

  5. Cose una puntada recta.

    Uniendo los dos lados derechos, cose la nueva costura de la manga con una puntada recta, dejando un margen de costura de media pulgada.

    Quitar bolsillos y añadir agujas

  1. Para dar forma a tu camisa, tendrás que añadir la agujas. Retira los bolsillos con el abreojales para quitar puntadas. Gira la camisa al revés y póntela.

  2. Con la tiza, marca una línea diagonal que se extiende desde debajo del busto hacia el lado de la camisa. La parte más alta de la línea debe comenzar bajo el busto, inclinándose en un ángulo de aproximadamente 45 grados.

  3. Quítate la camisa. Con una regla, quita la línea de dardos que has creado, asegurándote de que la línea se extienda hasta la costura lateral de la camisa.

  4. Dobla la camisa por la mitad para que las marcas de tiza se transfieran al otro lado de la camisa. De nuevo, usando una regla y una tiza, limpia la línea y márcala de nuevo.

  5. Coloca las agujas en su lugar.

    Coloca las agujas. Usando una puntada recta, cose en su lugar. La aguja debería ser de unos 2 cm como mucho.

  6. Corta el exceso de material en la línea de agujas con las tijeras dentadas. Abre las costuras y plánchalas.

    Estrechar el cuerpo y las mangas

  1. Da la vuelta a la camisa. Marca el lugar donde debería estar el nuevo sobaco, así como la línea de cintura.

  2. Quita la camisa. Dibuja una línea con la tiza desde la axila al puño. Esto será tu nueva costura.

  3. Desde la axila, crea una línea un poco curvada (llegando a la cintura) hasta el dobladillo de la camisa. Esto será tu nueva costura lateral. Repite en los dos lados de la camisa.

  4. Usando un puntada recta, cose por las líneas de tiza, formando tu nuevo brazo y costuras laterales.

  5. Cose una puntada en zig zag de una pulgada, al lado de la puntada recta en la parte exterior de la camisa, para evitar que se deshilache. Corta el exceso de material.

  6. La camisa ya está lista para usar.

Más galerías de fotos



Escrito por regina olsen | Traducido por beatriz sánchez