¿Puede la costra láctea hacer que el cabello de un bebé se caiga?

La costra láctea, también conocida como "dermatitis seborreica" o "seborrea," es básicamente la versión de la caspa en bebés. Aunque la costra láctea, puede desaparecer en el primer año de vida de tu bebé, es posible que quieras ayudar a aliviar los síntomas. Independientemente de tu método de tratamiento y enfoque del problema, la pérdida de cabello no es parte de la ecuación de la costra láctea.

Reconociendo la costra láctea

La costra láctea es fácil de reconocer por sus escamas blancas o amarillas, enrojecimiento de la piel y piel grasosa, parches cutáneos aceitosos en la cabeza de tu bebé u otras áreas del cuerpo. Esta condición cutánea inofensiva puede limitarse a un área pequeña, en varios pequeños parches o cubrir todo el cuero cabelludo. Aunque la costra láctea se encuentra a menudo en la cabeza, también puede encontrarse en otras partes velludas del cuerpo del bebé, como las cejas, los párpados, las orejas, la cara, el pecho, las axilas, parte posterior del cuello o en el área del pañal. La pérdida de cabello no es un síntoma normal de la costra láctea.

Causas de la costra láctea

La costra láctea es una afección no contagiosa de origen desconocido. Se cree por algunos investigadores que las glándulas sebáceas hiperactivas de la piel y una levadura llamada "malassezia" pueden tener algo que ver con eso. El clima extremo y la insuficiencia en los baños también podrían aumentar el riesgo de que tu hijo tenga la costra láctea. Esta afección puede ser hereditaria. Ninguna de estas causas, sin embargo, podrían hacer que el cabello se caiga.

Tratamiento

Debido a que la costra láctea no es contagiosa, no pica ni duele, no tienes que tomar duras medidas para deshacerte de ella. Comienza con un champú para bebé suave y sin medicación. Haz espuma con el champú en el cuero cabelludo de tu bebé y utiliza un cepillo de pelo de cerdas suaves o un cepillo para aflojar suavemente las escamas. El aceite de oliva o aceite de bebé puede ser utilizado como una alternativa, simplemente deja que el aceite se asiente en el área afectada durante 15 a 30 minutos antes de utilizar un cepillo suave para eliminar las escamas. Siempre enjuaga el aceite de la piel después de haber terminado. Independientemente del método que utilices, ten cuidado al frotar la zona para no causar irritación o romper la piel. Esto podría conducir a infecciones, y frotar con fuerza puede sacar cabello de tu bebé.

Cuándo buscar consejo médico

A veces los remedios caseros simplemente no funcionan. Si el área afectada se ve infectada, parece estar extendiéndose o no desaparece en unas pocas semanas, consulta con el pediatra. El médico puede prescribir un champú medicado que contiene un 2 por ciento de ketoconazol, o solicitar el uso de un champú anti-caspa de venta libre. Si tu bebé está perdiendo grandes cantidades de cabello, más que las normales 50 a 100 líneas al día, habla con su pediatra también.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por priscila caminer