Cosas para hacer con tus hijos en el verano

Si bien es inevitable que escuches “estoy aburrido” durante el verano, a pesar de escuchar “no puedo esperar hasta el verano” desde el mes de enero en adelante, tú y tu familia pueden dejar de lado el aburrimiento con muchas buenas actividades. Mientras los niños disfrutan de la libertad de estar fuera del colegio, el verano es el momento de hacer todo lo que no hiciste antes. Caminatas, andar en bicicleta e involucrarte con tu comunidad son algunas de las posibles actividades en el verano.

Ir de campamento

Sal y experimenta el aire libre para reconectarte con tu familia y amigos. Así sea que utilices una carpa o un RV, puede ser una experiencia de aprendizaje enseñar a tus hijos a construir una fogata de campamento, tostar dulces y quizás un poco de pesca. Si tus niños son lo suficientemente grandes, intenta ir de caminata, de mochilero o explorar las afueras del campamento. Los parques nacionales normalmente tienen centros de visitantes donde puedes hallar información sobre una gama de actividades recreacionales.

Comienza una huerta

Muchos niños tienen poca idea de dónde vienen las frutas y vegetales, además de los estantes de las verdulerías. Una vez que prueben un tomate, frutilla o melón frescos recién cosechados de la huerta familiar, no hay retorno. Haz que los niños se involucren este verano en instalar una fábrica de vegetales en el patio, llena de garbanzos, maíz, pepinos, tomates, repollo y lechuga, que son todas fáciles de sembrar y cosechar. Escoge variedades que tu familia consuma. La mayoría de los niños aman trabajar en la tierra y se sorprenderán mirando crecer a las pequeñas semillas, hasta convertirse en frutas y vegetales del tamaño normal.

Voluntariado

Halla una causa este verano por la cual tengas afinidad y postúlate como voluntario como familia. Ya sea limpiando un parque, plantando una huerta comunitaria para utilizar como banco de comida o plantando árboles, ser voluntario le enseñará a tu hijo sobre el trabajo en equipo, la socialización y la entrega desinteresada. Ya sea para una causa por la gente, el reciclaje, el medio ambiente o los derechos de los animales, ofrecerte voluntario como familia será una manera eficaz no sólo de ayudar a otros, sino también de unir más a tu familia.

Inicia un pasatiempo familiar

Los pasatiempos unen a las familias dando algo divertido para que tú y tus hijos hagan juntos. Utiliza tu verano para hallar un pasatiempo, algo que todos estén interesados en realizar. Puede ser hacer ejercicios tales como ciclismo, natación o caminata o algo más relajante como pesca, astronomía, colección de monedas o antigüedades. Para la mayoría de los niños, no importa realmente en qué consiste el pasatiempo sino que sea una experiencia positiva para la familia.

Más galerías de fotos



Escrito por valerie liles | Traducido por alejandro schaller