Cosas que todos los entrenadores personales deberían saber

Los entrenadores personales ofrecen instrucción de ejercicios para los clientes de todo tipo. Las edades verían desde jóvenes a clientes geriátricos. Trabajan en el ámbito clínico, sitios de bienestar, gimnasios comerciales o en el hogar, así como por computadora. Los entrenadores personales realizan sesiones individuales para los clientes, socios, grupos de tres a cinco clientes, y grandes campamentos. Su capacidad para ofrecer sesiones de calidad depende de la precisión con la que se determinan las necesidades y motivaciones de sus clientes y puedan ofrecer una prescripción de ejercicio y equipo adecuado para satisfacer esas necesidades.

Preparación


Un entrenador puede especializarse en un nicho específico o entrenar a una variedad de clientes.

Los clientes potenciales deben ser evaluados y despejados para los factores de riesgo. Los entrenadores personales deben entender la importancia de asegurar que un cliente está autorizado por un médico para hacer ejercicio si existe una condición médica. Siguiendo estas directrices, el entrenador personal debe elegir las evaluaciones apropiadas para cada cliente. El contenido del examen para ser un entrenador personal del American College of Sports Medicine, o ACSM, se centró en un 13 por ciento sobre la evaluación de la salud y la evaluación de la condición. ACSM fue la primera agencia en certificar profesionales de la aptitud de la salud y ha certificado a más de 25.000 profesionales en 44 países. Ajustando las guías de ejercicios que el resto de las agencias de certificación utilizan, ACSM es un líder en la industria del fitness. Otro organismo de certificación líder, el American Council on Exercise, centra el 26 por ciento de su contenido del examen en la evaluación.

Programación


Los entrenadores personales frecuentemente interactúan con profesionales de la salud.

Como un entrenador personal, tendrás que interpretar las evaluaciones y las condiciones de salud de cada cliente y diseñar una prescripción de ejercicio adecuada. Esto implica la aplicación integrada de la anatomía, kinesiología y fisiología, así como también la nutrición. Más del 50 por ciento del contenido del examen para ser un entrenador personal del ACSM se dedica al diseño de programas y la ciencia del ejercicio correspondiente.

Implementación


La formación en pequeños grupos requiere la capacidad de crear un diseño de programa que puede ser modificado para todos los individuos dentro del grupo.

Tendrás que tener fuertes habilidades de comunicación y de enseñanza para aclimatarte a los clientes con diferentes estilos de aprendizaje, siguiendo el programa que vas a diseñar. Tienes que integrar todos los componentes utilizados en la programación y tener un conocimiento profundo de los principios seguros y efectivos de la progresión. Si progresas a tus clientes con demasiada lentitud, no van a ver los resultados y van a perder la motivación. Si avanzas demasiado rápido, el riesgo de lesiones es mayor.

Responsabilidad profesional


Los entrenadores mantienen e inspeccionan los equipos regularmente para evitar problemas de responsabilidad.

Un entrenador es el responsable de la seguridad, la prevención de lesiones y la administración de la atención de emergencia. Los instructores profesionalmente certificados son requeridos a demostrar su competencia a través de la educación continua para mantenerse al día sobre temas de investigación. Podrás observar una amplia continuidad de las políticas de límites profesionales, incluyendo el alcance de la práctica de la nutrición y el tratamiento ético de todos los individuos, no sólo en la programación de ejercicio, sino también en la administración de empresas, facturación, políticas de cancelación y resolución de conflictos.

Más galerías de fotos



Escrito por debra atkinson | Traducido por mariana nonino