Cosas que hacer en St. John, Islas Vírgenes de los EE.UU.

St. John es la más pequeña de las tres islas principales que comprenden las Islas Vírgenes de EE.UU. Ya que no hay aeropuerto, la única manera de acceder a la isla sigue siendo por el agua. Los visitantes suelen llegar en barco de crucero o a través del ferry de St. Thomas. A pesar de tener sólo unas nueve millas de largo y tres millas de ancho, St. John ofrece a los visitantes un sorprendente número de playas de arena blanca en bahías en forma de media luna, verdes y vírgenes colinas y valles, rutas de senderismo y una variedad de ruinas históricas de plantaciones de azúcar. Muchas de las atracciones de St. John se encuentran en el Virgin Islands National Park. Alrededor del 60 por ciento de las tierras de propiedad privada de la isla fueron donada en 1956 por Lawrence Rockefeller al National Park Service como una forma de proteger la tierra y la arena de los desarrollos y para que todos pudieran usarla y disfrutarla para siempre.

Cómo llegar


En la idílica playa isleña de Maho Bay, la arena es blanca y el agua es de color turquesa.

La única manera de llegar a St. John es en un crucero, en barco privado o en el ferry proveniente de Cruz Bay, el más corto es un paseo de 20 minutos desde Red Hook en St. Thomas. Si ésta es tu primera visita, haz una parada en el National Park Service’s Cruz Bay Visitors Center (abierto diariamente de 8 am a 4:30 pm), a dos cuadras del muelle del ferry y sobre la ruta 20. Consigue mapas y folletos gratuitos, mira las exposiciones y haz preguntas al personal sobre esta idílica isla, la más preservada de las tres islas principales que comprenden las Islas Vírgenes de los EE.UU.

Playas populares de St. John


Los visitantes de Trunk Bay pueden tomar el sol o bucear.

Con sus playas de arena blanca, St. John tiene una serie de opciones para los turistas que visitan el Parque Nacional. Trunk Bay, rodeada por exuberantes colinas y valles, cuenta con un snack bar, vestuarios, socorristas, venta de souvenirs y alquiler de snorkel. Cierra a las 16:00 Cinnamon Bay cuenta con un laboratorio arqueológico que muestra excavaciones cercanas, tiene uno de los dos terrenos para campamento de St. John y es una playa con todos los servicios, incluyendo alquiler de windsurf, canotaje y kayak. Cinnamon Bay, una playa única, cuenta con un sendero marcado de buceo bajo el agua. La playa más cercana a Cruz Bay es Hawksnest, con sus aguas turquesa, un pabellón de picnic, parrillas y vestuarios. Hawksnest es un imán para los eventos organizados, como bodas, cumpleaños y reuniones. El sitio web del National Park Service (www.nps.gov/viis/index.htm) tiene más información, incluyendo los permisos y pagos requeridos para efectuar eventos de grupo. Maho Bay ofrece el segundo terreno de campamento en St. John. Su enfoque es de destino vacacional ambientalmente sensible y en un entorno natural. Algunas opciones de Maho Bay son los deportes acuáticos, las tiendas rurales y apartamentos tipo estudio.

Playas y rutas poco conocidas.

Si quieres evitar a la muchedumbre, prueba estas playas poco conocidas. Desde Annaberg Ruins, camina unos 15 minutos al sendero de Leinster Bay, donde podrás hacer snorkeling y ver todo un mundo submarino con tortugas, rayas y cardúmenes de peces tropicales. Frente a la playa está Waterlemon Cay. Verifica con los lugareños antes de nadar allí, ya que puede haber corrientes difíciles. Saloman Beach es un excelente paseo, menos concurrido que las adyacentes Honeymoon Beach y Caneel Bay. El personal del centro de visitantes te puede dirigir a la ruta, que está aproximadamente a una milla de Saloman Beach. El sendero puede ser difícil en algunos puntos. En Caneel Bay, puedes tomar un taxi de vuelta a Cruz Bay. Francis Bay es otra playa no muy concurrida, situada justo detrás de Maho Bay. Pregunta en el Centro de Visitantes sobre Francis Bay Trail, el cual te llevará allí. Visita la parte más al sur de St. John paseando por el Ram Head Trail. Después de pasar por Salt Pond Bay y una playa de guijarros azules, sube por la montaña hasta Ram Head Point, donde los vientos alisios golpean contra tu cuerpo y las vistas son inolvidables.

Excursiones

Visita la Annaberg Sugar Plantation, donde puedes ver las ruinas restauradas y aprender la importancia de la historia agrícola de la isla. La plantación también alberga muchas de las exposiciones, conciertos y eventos de bellas artes de la isla. Al tomar el Annaberg Historic Trail, ya sea por ti mismo o con un guía previamente contratada, también puedes ver los petroglifos dejados por los primeros habitantes de St. John, los indios Arawak. Presencia el rico folclore, historia y vida silvestre de la isla a lo largo del camino. Catherineberg Ruins es otro ejemplo de ingenio azucarero de una era pasada. Estas ruinas permanecen intactas, cuya torre del molino de viento es todo un icono local. The Elaine Lone Sprauve Library, la cual está en un edificio restaurado de la plantación, cerca de Cruz Bay, muestra la historia de la isla a través de archivos fotográficos y una hemeroteca. Los artistas locales utilizan también este lugar para exhibir sus obras. Los vientos alisios brindan un clima templado a St. John. Las temperaturas máximas anuales medias rondan los 85 °F y las temperaturas bajas medias anuales rondan los 75 °F. La mayor parte de la lluvia cae en septiembre, octubre y noviembre, y los meses más secos son febrero y marzo, con una precipitación anual de 45 pulgadas.

Más galerías de fotos



Escrito por edward winkle | Traducido por gerardo núñez noriega