Cosas que puedes hornear en una piedra para pizza

El calor se distribuye a lo largo de una piedra para pizza para crear una pizza de manera uniformemente cocida. La piedra también absorbe la humedad, por lo que termina con una corteza crujiente. Una piedra para pizza también se conoce como una piedra para hornear y se puede utilizar para cocinar galletas, pan e incluso verduras, creando la misma consistencia crujiente que encontrarás en tu pizza. Sin embargo, una piedra para hornear toma el sabor de la comida que se cocina en ella. Por esta razón, es posible que desees más de una piedra para hornear para evitar que las galletas queden con sabor a pizza o viceversa.

Pizza

Puedes cocinar la pizza hecha en casa o congelada en tu piedra para pizza. En primer lugar, pon harina de maíz en la piedra para que tu pizza no se pegue. Luego, coloca la piedra para pizza en el horno frío y precalienta el horno a 450 grados Fahrenheit por 15 a 20 minutos. Coloca la pizza en la piedra y cocina de 15 a 20 minutos, hasta que la corteza sea de color marrón y el queso esté burbujeante.

Pan

Una piedra de hornear te dará pan una corteza crujiente y de gran volumen. Pon la piedra en el horno, precaliéntalo a 375 grados Fahrenheit y deja que la piedra caliente durante 30 minutos. Mezcla la masa de pan con la mano, en una batidora o en una máquina de pan. Después de dejar subir la masa, dale forma y ponla en la piedra para pizza para que se cocine durante 30 a 35 minutos o hasta que escuches un sonido hueco cuando se toca el fondo de la barra de pan.

Galletas

Puedes hacer crujientes galletas doradas con una piedra para hornear. Puedes incluso comprar una bandeja de piedra especial para hornear galletas que vienen con labios, por lo que la masa de las galletas no gotea en la piedra. Precalienta el horno a 375 grados Fahrenheit, y haz tu receta favorita de galletas. pon pequeños montículos de masa para galletas a dos pulgadas de distancia de la piedra de hornear. Cocina durante 10 a 15 minutos.

Vegetales

La piedra también da a las verduras una corteza dorada crujiente. Elige papas (potato), batatas, pimientos (peppers), calabacines, tomates y una variedad de verduras. Precalienta el horno a 400 grados Fahrenheit, y corta las verduras en rodajas de 1/4 de pulgada. Pon las verduras en un bol y cúbrelas con aceite vegetal y una pizca de condimentos como sal, pimienta, tomillo, orégano y perejil. Coloca las rodajas de vegetales en la piedra de hornear sin sobreponerlos y hornea durante unos 40 a 45 minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por sharon therien | Traducido por andrés marino ruiz