Cosas para hacer con una niña enferma

Los libros de cuentos, títeres y juegos de linterna ofrecen entretenimiento tranquilo para una niña enferma. Un equipo médico de juguete ayudará a aliviar sus temores, mientras enfrenta su imaginación a una cama fuerte entre tanto ella se recupera. Las enfermedades infantiles comunes que implican un corto tiempo de recuperación puede ser acompañadas con juegos e historias. La pequeña princesa que sufre de una enfermedad a largo plazo, se beneficiará de días estructurados que la incluyen en la rutina de la familia. Permítele ayudar a doblar la ropa o que te ayude a preparar panqueques en la mañana.

Consuelo de temores


Tu niña enferma está recibiendo tus indicios de preocupación.

Si bien tu propia ansiedad es perfectamente normal, tu niña enferma está recibiendo tus indicios de preocupación. Saluda con una sonrisa y un toque suave para asegurarla y consolarla.enfermo o escuchar tu voz al leerle su libro favorito le ayudará a relajarse y descansar mientras se recupera. Utiliza un kit médico de juguete para explicarle cómo los médicos y los medicamentos la ayudarán a sentirse mejor. Alivia los temores de tu niña al demostrarle cómo se usa cada instrumento y anímala a cuidar de un muñeco enfermo de simulación o animal de peluche.

La recuperación y el aburrimiento


Tu pequeña niña enferma puede requerir más tiempo de juego durante su período de recuperación para aliviar el aburrimiento.

Usa almohadas y ropa de cama para transformar su cama en un castillo imaginario y transformar su manta en una alfombra mágica. Ponle accesorios pijama utilizando una lámina de aluminio como tiara y haz cadenas de macarrones con cuentas de colores para ayudarle a hacer joyas de la corona. Usa libros y fotos de revistas para fomentar un viaje en alfombra mágica imaginaria a algún país exótico. Anímala a describir su viaje a sus leales muñecos bebés y animales de peluche.

Actividades modificadas


La mayoría de las actividades se pueden modificar para adaptarse a las capacidades físicas de tu niña para lograr su interés.

La mayoría de las actividades se pueden modificar para adaptarse a las capacidades físicas de tu niña para lograr su interés. Permite que tu pequeña bailarina lleve sus zapatillas de ballet y apunte sus dedos de los pies mientras mueve sus brazos al ritmo de música suave. Déjala llevar su gorra favorita y disparar aros con una pelota de esponja y un cubo colocado a los pies de su cama. Puedes abrir una ventana (apenas) del su cuarto para que pueda identificar los sonidos que escucha al aire libre. Las linternas en una habitación oscura prevén tontas marionetas de sombras de baile o un juego nocturno, "I Spy" ("Yo espío").

Enfermedades de larga duración


Dile que le quite el polvo a sus juguetes mientras limpias la casa o que utilice plastilina para hacer una cena imaginaria.

Crea espacios especiales en tu hogar que se acomoden a los equipos médicos y las necesidades de tu pequeña princesa si tiene una enfermedad de larga duración. Modifica las actividades diarias para incluirla en los variados aspectos de la vida. La estructura creada en las rutinas cotidianas, el tiempo de la familia, el trabajo escolar y el tiempo para jugar, ofrecen normalidad y una agradable sensación de saber lo que puede esperar durante su día. Dile que le quite el polvo a sus juguetes mientras limpias la casa o que utilice plastilina para hacer una cena imaginaria. Fomenta la interacción social con amigos y familiares y consulta a tu profesional de la medicina para ubicar los grupos de juegos infantiles adaptados a sus necesidades médicas.

Más galerías de fotos



Escrito por pamela crouch | Traducido por luciano ariel castro