Cosas que una mujer debería hacer si su marido la está engañando

El descubrimiento de la infidelidad de un cónyuge es una de las cosas más difíciles de pasar en un matrimonio. Si tu esposo está engañándote, estarás obligada a experimentar una amplia gama de intensas emociones: tristeza, ira, miedo, confusión y paranoia. Para hacer frente a la realidad de lo que te ha hecho, y decidir la forma de avanzar, necesitarás una gran dosis de coraje.

Una conversación difícil

No harás ningún progreso si tu esposo y tú no hablan de lo que ha sucedido. Enfrentarte a él para habar de tu relación es un primer paso muy difícil, pero es absolutamente necesario hacerlo si no ha sido claro por su propia voluntad. Si tienes una evidencia irrefutable de la aventura, como mensajes de texto o correos electrónicos de la otra mujer, o tarjetas de crédito que muestran pagos de flores, lencería o joyas que no eran para ti, muéstraselo. Si no tienes pruebas, sólo sospechas, piensa cuidadosamente antes de enfrentarte a él y prepárate para que niegue un romance. Mantén la calma, explícale cómo te ha hecho sentir su comportamiento, pídele honestidad.

Poner fin a la aventura

Tendrás que considerar la posibilidad de que tu marido no quiera poner fin a la aventura. Puede decirte que está confundido y que no sabe con quién quiere estar, o que te deja por la otra mujer. Si no puede asegurarte que la aventura ha terminado, que siente haberte traicionado y que se compromete a reconstruir el matrimonio y ganar tu confianza de nuevo, tienes que aceptar que la relación ha terminado. Pedirle que se quede contigo puede ser tu reacción inicial de miedo e inseguridad, pero no es un punto saludable el querer reparar tu matrimonio roto. Te mereces algo mejor que eso, según el psicólogo Phil McGraw.

Tiempo y espacio

Necesitas tomarte algún tiempo para procesar lo que ha sucedido y lo que tu marido ha dicho sobre el asunto. Si tienes hijos y no deseas interrumpir su vida mientras no sea absolutamente necesario, invítale a dormir en otra habitación. Si no tienes hijos que tener en cuenta, o simplemente no puedes soportar estar bajo el mismo techo que él, pídele que se vaya. Él es el culpable, por lo que debe ser él el que se marche a otro lugar y el que debe darte un poco de espacio para averiguar si quieres intentar salvar el matrimonio. No te pongas presión para tomar una decisión rápida sobre el futuro de tu relación. Lo que elijas afectará al resto de tu vida, tu felicidad y salud emocional y mental. No es una decisión que deba ser tomada con prisa.

Ponte en primer lugar

La última cosa que debes hacer es culparte por la aventura de tu marido, advierte el Dr. Phil. Aunque es posible que hayas contribuido de alguna manera al deterioro de tu relación, no eres culpable de su acto de traición. Decide si puedes olvidar la traición. Considera lo que es correcto para tus hijos, pero pon tu propia felicidad y autoestima primero.

Ayuda profesional

Muchas parejas logran recuperarse de una aventura con la ayuda de un terapeuta matrimonial o consejero de parejas. Si los dos están comprometidos a hacer todo lo necesario para curar las heridas y crear una unión feliz y saludable, es posible salvar un matrimonio después de una aventura, dice el Dr. Jay Kent-Ferraro, médico licenciado y autor de "Surprised By Love: One Couple's Journey from Infidelity to True Love".

Más galerías de fotos



Escrito por c. giles | Traducido por beatriz sánchez