Las cosas malas sobre el azúcar

La verdad es que el azúcar tiene un lado oscuro. El americano típico consume alrededor de 22 cucharaditas de azúcar al día, más del doble de la cantidad diaria recomendada. Parte del problema es que muchas personas no están conscientes de lo que consumen. Reconocer los azúcares ocultos puede ser confuso. Leyendo las etiquetas de los alimentos y tomando algunas decisiones más saludables, puedes reducir la cantidad de azúcar en tu dieta; además apoyarás la salud a largo plazo de tu cuerpo y cerebro.

Reduce las funciones cognitivas

El exceso de azúcar no sólo afecta negativamente a tu cuerpo, sino también a tu cerebro. Según el Dr. Fernando Gómez-Pinella, profesor de neurocirugía de UCLA, cuando consumes una dieta rica en fructosa, la capacidad de tu cerebro para aprender y recordar información se ve alterada. Además puede bloquear la capacidad de la insulina para regular cómo tus células utilizan y almacenan la energía necesaria para procesar pensamientos y emociones. Añade alimentos ricos en ácidos grasos omega-3; como el salmón, el atún, nueces, semillas de calabaza y aceite de canola, a tu dieta diaria para ayudar a minimizar los efectos dañinos del azúcar.

Promueve los problemas cardíacos

El consumo constante de azúcar es malo para la salud de tu corazón. De acuerdo con University of Texas Health Science Center en Houston, puede conducir a la insuficiencia cardíaca, que es responsable de la muerte de 5 millones de estadounidenses anualmente y aproximadamente 550.000 pacientes nuevos son diagnosticados cada año. G6P, una molécula de glucosa ​​utilizada en el proceso metabólico, provoca estrés en el corazón, causando una mala función de bombeo, lo que conduce a la insuficiencia cardíaca. Consume una dieta saludable que sea baja en azúcar y grasas saturadas para apoyar la salud de tu corazón.

Contribuye al aumento de peso

La obesidad está en alza en Estados Unidos y el problema puede aumentar por el consumo de azúcar. Según el Dr. Robert Lustig, un pediatra neuroendocrinólogo, y la University of California, el azúcar, más específicamente la fructosa, controla el almacenamiento de grasa. También hace que tu cerebro piense que tiene hambre, lo que establece un círculo vicioso. La mayoría de los alimentos procesados, comida rápida y refrescos están llenos de azúcar en una forma u otra, tales como jarabe de maíz alto en fructosa, dextrosa, lactosa, sacarosa, fructosa, maltosa, la glucosa, la melaza y el azúcar granulado.

Fomenta las caries dentales

El azúcar puede causar estragos en los dientes, ya que se combina con la saliva y las bacterias para convertirse en glicoproteínas, combinaciones de carbohidratos y proteínas, que luego se adhieren a los dientes y empiezan a formar la placa. Ciertas bacterias atraviesan un proceso metabólico que genera ácido láctico y disuelve el fosfato de calcio en el esmalte dental, lo que resulta en el comienzo de las caries. Para ayudar a prevenir la acumulación de placa y caries, cepíllate los dientes con frecuencia, come una dieta rica en calcio y evita los alimentos azucarados.

Más galerías de fotos



Escrito por karen curinga | Traducido por barbara obregon