Cosas para llevarle a una madre con un niño enfermo al hospital

Una de las cosas más impactantes que una madre puede soportar es escuchar que su hijo necesita ingreso hospitalario. Los padres a menudo se quedan con sus hijos durante la hospitalización de varios días y a menudo inesperados. Muchos padres también insisten en el cuidado de sus propios hijos. Eso significa que alguien tiene que cuidar de la mamá, asegurándose de que tenga lo que necesita en el hospital.

Puedes ayudar

Cuando escuches que el hijo de un amigo ha sido admitido en el hospital, tu primer impulso podría ser el de ayudar. Y puedes. La mayoría de las madres estarían felices de tener un suministro de bocadillos saludables, libros, artículos de artesanía, fotos, tarjetas de regalo para ebooks y música. Piensa en las indulgencias que pueda no pedir pero son necesarias en el hospital, como desinfectante de manos y lociones.

Electrónica

Las madres en los hospitales tienen una gran cantidad de gente con la cual mantenerse en contacto. Asegúrate de que la madre que conoces tenga las herramientas adecuadas para lograr esto. Algunos hospitales ofrecen acceso inalámbrico a Internet para los padres. Sin embargo, la madre necesitará un teléfono móvil, un cargador de teléfono celular, un ordenador portátil o un teléfono inteligente para acceder a Internet y algún tipo de dispositivo de música. Llevar algo de música nueva para la mamá, tal vez en una memoria USB, para que pueda guardarla en su computadora portátil, es una manera reflexiva para nutrirla.

Ejercicio

Es probable que, con un niño en el hospital, la mamá esté bajo estrés. Ella no puede cuidar de sí misma correctamente. A pesar de que ella no quiera separarse de su hijo, todavía tiene que hacer algo de ejercicio. Los videos de ejercicios o DVD podrían ayudarla a hacer ejercicio justo en la habitación de su hijo. El yoga es otra (y tranquila) actividad que pudiera hacer. Puedes proporcionar una estera de yoga para el piso e incluso algunos pesos ligeros.

Sueño y apoyo

Otra cosa que mamá necesita en el hospital es dormir. Puedes ayudar con esto también. Llévale a la mamá la almohada de su cama, que se sienta y huela familiar. Una manta de casa puede ayudar a dormir mejor también: a menos que tu amiga tenga la suerte de poder dormir en una cama libre del hospital, puede estar durmiendo en una silla plegable. Los hospitales pueden ser ruidosos, así que los tapones para los oídos y una máscara para dormir pueden mantener a la mamá inalterada cuando las enfermeras se muevan dentro y fuera de la habitación durante toda la noche para revisar los signos vitales del niño. Lo mejor que puedes llevarle a una madre con un niño en el hospital, sin embargo, es a ti mismo. Visítala, habla con ella, abrázala y hazle saber que te importa.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer creer | Traducido por juan ignacio ceviño