Cosas para hacer en Kotor, Montenegro

La tierra en el sureste de Europa, que ahora es Montenegro, estuvo alguna vez en manos de los griegos, los romanos y los ilirios. Los eslavos del sur llegaron durante el siglo VI y durante un tiempo también compartieron este paisaje con los venecianos. Sí Kotor fue fundada por los romanos, pero la ciudad ha cambiado de manos y religiones varias veces. Hoy Kotor ha sido declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO, ofreciendo una experiencia multicultural para aquellos inclinados hacia la historia y un montón ejercicio mientras haces todas esas exploraciones.

Casco antiguo de Kotor

Ponte tus zapatos para caminar para tu visita autoguiada de Kotor medieval. Inscrita en la lista de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad desde 1979, la ciudad amurallada es una colección de iglesias, cafés, boutiques y plazas públicas. Trg od Oruzja, o la "Plaza de Armas", es el más grande de los espacios públicos de reunión, utilizado en algún momento para la concentración de tropas y dar anuncios importantes. La construcción de las propias paredes se inició en el siglo IX, con las adiciones hechas durante los próximos 1.000 años. La entrada al casco antiguo de Kotor es a través de una de las tres puertas o portones. Todas las entradas llevan a la catedral católica de Sveti Tripun, construida en el siglo IX y que lleva el nombre de la patrona de Kotor.

Museo marítimo

La vida en Kotor ha girado siempre, al menos en parte, alrededor del mar. El Museo Marítimo (museummaritimum.com) posee tesoros que datan de siglos atrás. El documento más antiguo que tiene que ver con Kotor y su condición marítima se remonta a 1167. Piratas encontraron en Kotor un blanco tentador, y el museo honra a capitanes que defendieron la ciudad contra los invasores. Armas, algunas de la época de Pedro el Grande, otras de las dos guerras mundiales, maquetas de barcos, vestidos tradicionales y muebles de época forman parte de la colección. El Museo Marítimo se encuentra en el corazón del casco antiguo de Kotor. Los recorridos autoguiados se ofrecen en cinco idiomas, incluyendo Inglés.

Fuerte de Sveti Ivan

Camina hasta la fortaleza de Sveti Ivan que se encuentra muy por encima de las murallas medievales del casco antiguo de Kotor. Los lugareños llaman a la fortaleza San Dovani, y se encuentra 918 pies por encima de la bahía de Kotor. A la fortaleza, que en el pasado ofrecía protección a la ciudad, se llega por un sendero serpenteante que empieza en el extremo oriental de Kotor. Oportunidades de fotos abundan, no sólo en la subida sino una vez que llegue a la fortaleza. El casco antiguo de Kotor y las aguas de Boka Kotorska te rodearán en todo su esplendor panorámico. Hay pocos lugares para descansar en el camino, por lo que intenta la caminata sólo si estás en condiciones físicas de hacerlo.

Gospa od Skrpjela – Bahía de Kotor

Gospa od Skrpjela, es decir, la Virgen de la Roca, se encuentra en una isla hecha en gran parte por el hombre en la bahía de Kotor. Los cascos de los barcos viejos y piedras variadas se amontonaban alrededor de un pequeño trozo de roca hasta que fue lo suficientemente grande como para construir una capilla. La capilla católica se terminó en 1630, con una expansión completada en 1725. El interior está cubierto de pinturas del artista del siglo XVII local Tripo Kokolja, trayendo historias de la Biblia a la vida. Su altar está adornado por una Virgen y el Niño del siglo XV tallada en mármol de Carrara por Lovro Marinov Dobricevic en algún momento del siglo XV. Un pequeño museo se encuentra en el lugar, con artefactos que datan del año 3500 a.C. Si llegas a estar en la ciudad el 22 de julio, verás a los lugareños desfilar barcos engalanados más allá de la isla por el evento anual "piedras de dispersión". Nuevas rocas se añaden a la isla acompañado de música y una gran cantidad de canto. Botes taxi están disponibles en Kotor y otras ciudades a lo largo de la bahía de Kotor.

Playas de la rivera de Kotor

Aunque las playas de arena son pocas y distantes entre sí en esta parte protegida de la bahía de Kotor, hay líneas de playa pedregosas que atraen a los amantes del aire libre. Una de ellas es Morinj Beach, de unos 3.200 pies de largo por 50 pies de ancho y rodeada de montañas. Cafés ribereños se sientan en lo que antes eran antiguos molinos, ofreciendo comedores con vistas. Otra playa es Bajova Kula, que fue el nombre de un héroe local y se puede llegar en barco o en coche. Un muelle en el sitio está disponible para amarrar tu barco. Bajova Kula es conocido por sus laureles fragantes, que ofrece un poco de aromaterapia de cortesía de la Madre Naturaleza. En el camino a la cercana ciudad de Perast se encuentra Orahovac Beach, unos 3.200 metros de costa pedregosa con aguas prístinas para nadar y con una abundancia de mariscos.

Más galerías de fotos



Escrito por monica wachman | Traducido por florencia melloni