Cosas que los esquiadores principiantes deben saber

Pocos deportes al aire libre parecen ser tan divertidos, liberadores y de aventura como el esquí. De hecho, miles de personas reservan viajes a complejos vacaciones de todo el mundo cada año sólo para tener la oportunidad de experimentar el viento y la nieve en las pistas. Con un poco de conocimiento, los esquiadores principiantes podrán disfrutar de sus nuevas aventuras de la forma más segura posible.

Postura

Para mantener el equilibrio, ten en cuenta la posición de los pies cuando están amarrados en los esquís. Centra el peso del cuerpo sobre las puntas de los pies y las dobla las rodillas ligeramente, Agáchate hacia adelante en lugar de relajarte sobre los talones. La relajación hacia atrás en los talones hace que todo el cuerpo se incline hacia atrás, lo que quita el control del esquiador en una pendiente. Presiona las espinillas en los frentes de las botas de esquí.

Movimientos esenciales

Puede ser que los movimientos elegantes de lado a lado de los esquiadores hacia abajo en la pista de esquí inciten a muchos novatos a probar este deporte. Estos movimientos son llamados "bordear", o "edging". Esto se logra mediante el uso de los tobillos para inclinar los esquís en sus bordes o lados y ligeramente cavarlos en la nieve antes de comenzar un giro. Haz que el lado a lado sea lo más fácil posible enderezando la espalda para reducir la presión sobre los esquís.

Física

La física básica nos enseña que la gravedad influye en la velocidad de un esquí cuesta abajo. Para detener el movimiento hacia abajo, los esquiadores toman el control girando hacia los lados. Durante un giro, se detiene la fuerza de la gravedad, pero la fuerza centrífuga se convierte en el siguiente peligro. La fuerza centrífuga te hará sentir como si estuvieras siendo arrastrado hacia los lados después de un giro muy brusco. Los principiantes deben saber que al hacer un giro en una pendiente pronunciada, se requiere más fuerza y ​​fortaleza al final del giro para evitar un derrape más lejano en la pendiente.

Control del esquí

Los esquiadores profesionales afirman que detener una caída en picada con giros cortos y comenzar de nuevo bruscamente en una pendiente descendente es físicamente agotador. Para preservar la fuerza, los esquiadores principiantes deben aprender a tomar giros interconectados. Los giros interconectados requieren a los esquiadores formar un semicírculo con cada giro. Es fácil entrar en pánico a mitad de camino a través de un giro de medio círculo porque es cuando los esquís aceleran y se siente como si estuvieran fuera de tu control. Los esquiadores principiantes deben aprender a relajarse en medio de un giro y mantener el control en el inicio y el final de un giro. Continúa hacia el arco del giro hasta que los esquís apunten ligeramente hacia arriba. Esto reducirá tu velocidad, te devolverá el control y conservará tu fuerza.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah mcleod | Traducido por roberto garcia de quevedo