¿Qué cosas divertidas pueden encontrar los niños en una búsqueda de tesoro de interior?

Una búsqueda de tesoro de interior mantiene a los niños activos cuando el clima o las circunstancias no permiten las actividades a aire libre. Además de ser sólo diversión para los niños, las búsquedas del tesoro pueden ayudar a crear habilidades de pensamiento crítico y trabajo en equipo. Puedes adaptar una búsqueda del tesoro a casi cualquier tema. Si no tienes uno en mente, busca inspiración en tu hogar.

Consejos para una exitosa búsqueda del tesoro de interior

Cuando organices tu búsqueda del tesoro, ten en cuenta la edad de los niños. Los más pequeños pueden no entender el concepto de pistas y suele ser mejor darles una lista simple. Los niños de preescolar que no saben leer pueden usar pistas de imágenes para guiarse. Los niños de más de 6 años suelen poder descifrar pistas un poco más complejas. Si tu búsqueda incluye a grupos de edades diferentes, agrupa a niños más grandes con los más pequeños para que sea una competencia justa. Antes de comenzar la actividad, indica a cuáles habitaciones no tienen permitido entrar.

Elementos para niños pequeños

Los niños de edad preescolar precisan generalmente listas simples para mantenerse involucrados. Las listas no deben ser demasiado largas para que los niños no pierdan el interés antes de encontrar todo. Intenta pensar como uno de ellos y elige elementos que puedan disfrutar. Es probable que un chico de 4 años no sepa lo que es una rejilla de enfriamiento y mucho menos dónde encontrarla. Los elementos deben estar lo suficientemente bajos para que un niño pequeño pueda alcanzarlos sin tener que trepar. Buenas opciones son animales de peluche, un auto de juguete de cierto color, un controlador de vídeo juego, una fotografía familiar o un libro de cuentos. Asegúrate de que los niños pequeños estén supervisados todo el tiempo.

Elementos para niños más grandes

Los niños de más de 6 años puede disfrutar de listas más complejas con elementos que sean un poco más difíciles de encontrar. Considera en qué habitaciones quieres que jueguen antes de hacer la lista. Si la cocina va a estar ocupada, por ejemplo, evita ese lugar y las cosas que generalmente se encuentran allí. Algunas opciones divertidas incluyen objetos pequeños como sujetapapeles de colores, una memoria USB, pegamento en barra y una moneda de un año en particular.

Elementos divertidos para niños de todas las edades

A los niños les encanta reírse, así que busca en la casa los elementos más raros y salvajes que puedas agregar a la lista. Buenas opciones son fotografías divertidas de miembros de la familia, un calcetín maloliente, un libro de chistes y un sombrero loco. Si no tienes un libro de chistes o tienes pocos elementos, imprime algunas rimas divertidas y pégalas a animales de peluche, colócalas dentro de zapatos u ocúltalas a la vista. El objetivo es que los niños se rían y no estresarte buscando los elementos perfectos.

Búsqueda de fotos familiares

Si tu casa está llena de fotografías familiares o si tienes tiempo para imprimir unas cuantas, crea una búsqueda en base a ellas. Desafía a los participantes a encontrar una foto de la abuela cuando era niña o una fotografía de su madre en primer grado. Hazlo más difícil para niños más grandes escondiendo las imágenes en lugares diferentes. Por ejemplo, una imagen de una bebé en una tina puede estar oculta en la tina, mientras que tu foto de primer grado puede estar entre dos páginas del libro de primer grado de tu hijo. Sé creativa y diviértete.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole etolen | Traducido por mariana palma