Cosas que hacer en Cusco

Como puerta de entrada a Machu Picchu, Cusco, Perú, tiene miles de visitantes cada año. Con una rica historia inca, una próspera escena artística y las tradiciones vivas, Cusco tiene mucho que ofrecer. Durante tu visita a Cusco, visita sus museos y tiendas de recuerdos y aprende acerca de la gran cantidad de actividades culturales desde tejer hasta la elaboración del té de coca.

Descubre sus tejidos

Tejedores expertos de las comunidades aledañas a la ciudad crean algunos de los textiles más intrincados y coloridos en Perú. Un buen lugar para aprender sobre este arte es el Centro de Textiles Tradicionales (textilescusco.org). El centro trabaja con nueve comunidades para preservar las habilidades para tejer y demás tradiciones locales junto con la provisión de ingresos para los tejedores locales. Los tejedores demuestran sus habilidades en un taller en el centro. Acude al Museo Inca, que exhibe la historia de Perú en cartas desde los tiempos pre-incas. Cerámica, orfebrería y la mejor colección de textiles históricos en Cusco están en exhibición. Los tejedores locales comercian sus artesanías en el patio del museo del siglo XVI.

Aprende acerca de la coca

Las hojas de coca han sido un elemento básico de la vida andina desde hace siglos. Masticada o en una infusión como té, se dice que las hojas alivian el mal de altura y permiten a los peruanos trabajar largas horas en la montaña. El té,de coca se puede encontrar en toda la zona y el Mercado Central de Cusco es un buen lugar para comprar las hojas. The Coca Shop en San Blas es una cafetería y una tienda de la cooperativa con un montón de información acerca de la planta mágica. Los visitantes pueden probar de todo, desde chocolates de coca pasando por helado hasta jabón. Justo al final de la calle se encuentra el Museo de la Coca, con exhibiciones sobre la historia pre-inca de la coca, cualidades medicinales y el efecto de la industria de la cocaína y las actitudes hacia la hoja de coca.

Visita Sacsayhuaman

Viaja a las colinas de Cusco para ver la magnífica fortaleza inca de Sacsayhuaman. Esta ruina de patios y paredes estaba hecha de enormes piedras perfectamente encajadas en una impresionante demostración de mampostería inca. Sacsayhuaman es también el lugar del festival anual Inti Raymi. Desde Sacsayhuaman, verás vistas panorámicas de Cusco y puedes tomar un corto paseo hasta las ruinas cercanas de Q'enko o Puca Pucara. Los domingos, los locales van de picnic y juegan al fútbol en las áreas verdes de todo el sitio.

Historia del arte

Cusco tiene una rica historia del arte y la escena del arte contemporáneo próspera. Para una perspectiva histórica, debes dirigirte al Museo de Arte Precolombino. Establecidos al estilo de una galería, el museo exhibe artefactos precolombinos desde el punto de vista artístico. La catedral de Cusco tiene una de las imágenes más icónicas de la Escuela Cusqueña de Arte. La pintura La última cena ofrece un conejillo de indias como plato principal -un buen ejemplo de cómo la escuela de Cusco mezcla estilos europeos con influencias andinas en la época colonial-. El distrito de San Blas ha sido durante mucho tiempo el centro de artes y oficios en Cusco. Alrededor de la Plaza San Blas se pueden recorrer numerosos talleres y galerías, incluyendo un pequeño museo dedicado al renombrado artista religioso, Hilario Mendivil. Para dar una mirada al arte contemporáneo, visita la mansión colonial restaurada de la Galería Dragón Fractal (fractaldragon.com). La galería Irq'i Yachay lleva el arte a los niños en las comunidades aisladas y muestra piezas fascinantes de esos niños que viven sin televisión y otras influencias del mundo moderno.

Más galerías de fotos



Escrito por karen frances | Traducido por mario francia