Cosas que hacer antes de una competencia de natación

Durante un encuentro deportivo de natación, los nadadores deben concursar enfrentándose a varios retos que no se presentan durante sus prácticas rutinarias. Además del evento en sí mismo, que puede durar más o ser más intenso que sus entrenamientos usuales, un encuentro de natación puede provocar estragos psicológicos tomando en cuenta la propia tensión que causa la competencia, la desorientación que provoca el ambiente poco familiar y el público que observa cada movimiento. Para prepararte para una competencia de natación, atiende tus estados físicos y psicológicos para garantizar su buen estado.

Familiarízate

Como resaltan Mel Goldstein y Dave Tanne, autores de "Swimming Past 50" (Nadando pasados los 50), incluso los atletas profesionales son susceptibles a los nervios que aparecen justo antes de competir. Para reducir la ansiedad y mejorar tu ejecución, familiarízate con todos los elementos de la competencia. Visita el lugar donde se llevará acabo la competencia. Visualiza todos los elementos del encuentro deportivo con una luz positiva que ilumine todo el evento. Consulta a tu entrenador para confirmar que entiendes todos los requisitos y las expectativas de la carrera, de modo que conozcas a tiempo todos los pormenores y puedas enfocarte en el evento mismo, el dia que este se realice.

Calentamiento deportivo

Calentar antes de una competencia de natación tiene beneficios físicos y psicológicos. Al repasar la misma rutina de calentamiento que haces durante tus prácticas habituales, puedes enfocar tu mente en tu propio desempeño y no en el ambiente competitivo de un encuentro deportivo. El calentamiento también te permite liberar ansiedad, canalizándola mediante movimientos físicos. En este nivel, físico, los ejercicios de calentamiento te ayudan a liberar tensión de tu cuerpo y preparar tus músculos para la actividad deportiva. Un calentamiento adecuado reduce la posibilidad de sufrir alguna lesión y mejora tu desempeño. Sigue un calentamiento deportivo específico para alcanzar los mejores resultados. Para ello, puedes nadar 15 minutos utilizando solamente alrededor del 70% de la intensidad que normalmente usas.

Come bien

Antes del encuentro, ingiere un almuerzo nutritivo de acuerdo a los tiempos de la competencia. Para una carrera matutina que ocurra entre las ocho y 10 de la mañana, levántate temprano y desayuna ligeramente una comida compuesta de carbohidratos complejos, entre las seis y siete de mañana. De igual manera, si tu competencia es en la tarde o en la noche, calcula que tu almuerzo ocurra dos horas antes de la competencia. Las ensaladas, los sándwiches y los carbohidratos como el arroz o la pasta, son comidas recomendadas para el dia de la competencia. Cárgate de mucha fruta, sándwiches y bocadillos saludables para el encuentro. Además de tu comida previa a la carrera, necesitarás de estos después del evento para recuperar tu cuerpo.

Descansa bastante

La noche previa a la competencia acuéstate temprano para que despiertes descansado. En algunos casos, es apropiado dejar que tu cuerpo descanse aún más y hacer más ligero el entrenamiento por varios días antes de la competencia. Normalmente, tu entrenador te orientará sobre esta estrategia llamada "taper", en inglés, y si es apropiada para ti. El hecho de disminuir el entrenamiento o no, y si es lo más apropiado, depende de la edad del nadador, el género, el tipo de cuerpo y el nivel de condición física. Los nadadores más jóvenes no necesitan una disminución mayor, con solo reducir la intensidad entre un 25 a 50 por ciento basta.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hill | Traducido por jaime alvarez