Cosas buenas para el almuerzo de los adolescentes

La adolescencia está llena de cambio físicos, y un almuerzo llamativo y nutritivo puede cumplir con las necesidades que tienen los adolescentes en cuanto a los nutrientes esenciales. Coloca en su almuerzo alimentos sabrosos y saludables que sean de su gusto para estar seguro de que no se desperdiciará nada y que comerán un almuerzo completo. Sustituye los postres con azúcar añadida por alternativas saludables e invierte en contenedores isotérmicos para alimentos calientes y fríos y así proporcionar una amplia variedad de opciones de comida.

Entradas

Asegúrate que el componente principal del almuerzo incluya granos enteros y proteínas para los nutrientes esenciales. Un sándwich hecho con pan integral, carne con bajo aporte de grasa, lechuga, tomate y pepino es una opción básica, pero piénsalo un poco más para hacer una entrada interesante. Rolls de sushi vegetarianos hechos con arroz integral y verduras cortados en juliana son excelentes para los adolescentes aventureros. En los días fríos, haz un almuerzo de chile de pavo en un recipiente hermético acompañado de un panecillo de grano entero.

Frutas

Las vitaminas y minerales que contienen las frutas son esenciales para los adolescentes en crecimiento. Mezcla una ensalada de bayas frescas, como fresas, arándanos y moras, o combina frutas enlatadas, como piñas y mandarinas y decóralo con hojas de menta. Las frutas secas tienen un sabor más intenso que las frutas frescas y se pueden comer con la mano sin problemas. Las rodajas de manzana secas, chips de plátano o mango secos son una buena alternativa para las pasas, que la mayoría de los adolescentes comían cuando eran más pequeños.

Verduras

A veces las verduras crudas son más sabrosas para los adolescentes cuando se sirven con una salsa saludable. Incluye un pequeño recipiente de aderezo para ensalada bajo en grasa o hummus, que es una buena fuente de proteína. Envuelve tallos de espárragos cocidos al vapor con rodajas muy finas de carnes frías bajas en sodio y baja en grasa o rellena tomates cherry con queso ricotta. Una taza de sopa de verduras baja en sodio en un recipiente hermético es especialmente agradable en los días fríos.

Lácteos

los adolescentes necesitan 1.300 miligramos de calcio al día para tener huesos fuertes y dientes sanos, y si bien la leche es una fuente excelente de calcio, no es la única. La leche está disponible en envases asépticos de larga conservación, que son convenientes si un almuerzo no se puede mantener frío. Para los envases de almuerzo con aislamiento, incluye yogur sin grasa o queso cottage bajo en grasa. Unas rebanadas de queso cheddar bajo en grasa son un buen acompañamiento para las rodajas de manzana.

Postre

El postre no tiene porqué estar cargado con azúcar y grasa para que sea delicioso. Agrega unos cuantos chips de chocolate a una mezcla de frutos secos bajos en sodio que incluye frutos secos saludables para el corazón, como las almendras y las nueces. Cubre unas fresas con chocolate, usando una variedad de chocolate amargo y cubre sólo la mitad de cada fresa. Sustituye un muffin repleto de frutos secos y hecho con harina integral y puré de manzana en lugar de productos horneados con azúcar.

Más galerías de fotos



Escrito por maria christensen | Traducido por mariajose mansilla