Cosas para hacer en Bélgica

Atibórrate de mejillones, cerveza y chocolate mientras estés en el cielo gastronómico de Bélgica puede pasarte la factura en tus resoluciones de salud. Considera intercambiar los excesos con actividades para quemar calorías, para ayudarte a aliviar una dolorosa secuela de tus vacaciones en Bélgica. Ya sea que viajes por las ciudades llanas en el norte de Flandes o abarques las colinas de Valonia en el sur, este pequeño país tiene muchas opciones para poner tu metabolismo en movimiento.

Ciclismo

La esquina noroeste de Bélgica tiene la magia de la medieval Brujas. La ciudad es ideal para explorar a pie pero andar en bicicleta puede moverte a través de las calles empedradas llenas de baches aún más rápido. Pedalea más allá de los canales y haz una pausa para tomar fotografías de los edificios góticos de cuentos de hadas. Los ciclistas formales pueden ir fuera de la ciudad para andar en bici o por toda la Red de Ravel, cerca de 750 millas de carreteras belgas no motorizadas. Los cinco caminos diferentes de la red pasan a través de una zona rural junto a castillos y museos que son estupendas paradas para cargar energía.

Piragüismo

La escabrosa región de Valonia en el sur de Bélgica consiste de exuberantes bosques, colinas continuas y muchos ríos, perfectos para practicar piragüismo o canotaje. La ruta del río Lesse es quizás el más pintoresco; sinuoso a través de parques, formaciones geológicas y castillos. Las compañías turísticas organizan excursiones de piragüismo a lo largo de las dos diferentes rutas de Lesse. El río Ambleve presenta una sesión relajante y apacible para remar a través de una estelar vegetación y una naturaleza intachable en el Valle Ambleve, comenzando en las cascadas de Coo.

Espeleología

Después del piragüismo en Valonia, hay más aventura inmediatamente. Si no tienes miedo a la oscuridad y no eres claustrófobico, entonces profundiza dentro de las cuevas que llevan al mundo subterráneo. Los nuevos espeleólogos pueden inscribirse a clases en Namur y serán equipados con el equipo de seguridad apropiado antes de hacer su primera inmersión en las maravillas ocultas bajo el suelo. No se te permitirá entrar sin comprar un seguro o presentar pruebas de una póliza.

Senderismo

En el extremo sureste de Bélgica, la región de las Ardenas aloja la Reserva Natural de Hautes Fagnes. También conocido como High Fens o alta marisma, millas de senderos atraviesan páramos, pantanos y zonas boscosas, rodeando los puntos más altos de la elevación belga. Hautes Fagnes es la reserva más grande de Bélgica. Espera grandes multitudes y calor excesivo durante el verano. Las mejores épocas para visitar son a finales de primavera y a principios de otoño. Las colinas y los bosques alrededor de Hautes Fagnes valen la pena explorarlos en bicicleta y a pie.

Más galerías de fotos



Escrito por lindsay smith | Traducido por ana karen salgado beltrán