Cosas alegres para decirles a los niños para que se duerman

Si acostar a tu hijo a dormir te hace sentir cualquier cosa menos alegre, no eres el único. Son muchos los padres que le tienen pavor a la hora de dormir porque es muy difícil convencer a sus pequeños a que se acuesten y cierren los ojos. Si cambias tu forma de pensar y cambias tu reacción a la hora de dormir a una más alegre, tal vez tendrías más éxito. Cuando la atmósfera se torna tensa a la hora de dormir, tu hijo probablemente se ponga nervioso y se excite y no podrá dormir rápidamente. Al estar alegre proporcionas un clima calmo y favoreces el sentimiento de seguridad.

Buenas noches, que duermas bien

Un buenas noches alegre, pero firme le hace saber a tu hijo que es hora de calmarse e ir a dormir. Realiza la rutina de la hora de dormir con historias, abrazos y expresiones de amor, pero hazle saber a tu hijo que una vez que digas buenas noches y dejes la habitación, eso es todo, lo recomienda la University of Michigan Health System (Universidad del Sistema de Salud de Michigan). Si tu hijo cree que tiene suerte y te sigue cuando sales de la habitación o se levante luego y sale de su habitación, simplemente lo llevas nuevamente adentro y le dices “buenas noches” de nuevo y dejas la habitación. Usa un tono de voz alegre y calmado, pero no digas nada más. Con el correr del tiempo, tu hijo entenderá que cuando le deseas una buena noche, el día ha terminado y es hora de dormir.

Ten dulces sueños

Muchos niños, en especial los niños de 1-2 años y los de en edad preescolar, tienen miedo a la oscuridad y harán cualquier cosa con tal de no acostarse a horario. Puedes ayudar a tu hijo a irse a dormir inmediatamente teniendo una rutina para deshacerse de las cosas que le dan miedo antes de dejarlo en la habitación. Revisa el armario y debajo de la cama junto con él, y espanta a cualquier monstruo. Tal vez puedas darle un objeto de apego, como por ejemplo un animal de peluche, como lo sugiere MayoClinic.com. Luego, alegremente dile a tu pequeño que tenga dulce sueños. Hasta le puedes dar algunos ejemplos, tal como sueños con unicornios, arco iris, superhéroes o animales bebes. Cuando tu hijo se duerma pensando en algo que no le da miedo, es muy probable que se duerma y no despierte varias veces porque tiene miedo.

Nos vemos pronto

Una de las razones porque los niños se resisten a la hora de dormir es porque quieren permanecer a tu lado. La MayoClinic.com sugiere, que si este es tu caso, le prometas a tu hijo que volverás a verlo en un determinado tiempo, como por ejemplo 5 minutos. Mantiene tu promesa al volver a su habitación y dándole un beso en la frente o un abrazo rápido. Una vez más, haz la promesa de una manera alegre, pero esta vez el periodo será de 10 minutos. Continúa agregando minutos y volviendo hasta que se quede dormido. El decir “nos vemos pronto” de una forma alegre le da a tu hijo seguridad porque él sabe que te verá en unos pocos minutos. Cuando se siente seguro, es más probable que se duerma más rápido.

Eres especial

Algunas veces, los niños solo necesitan que los acurruquen y les digan palabras que los tranquilicen y los relajen lo suficiente como para que puedan quedarse dormidos tranquilamente. No hay nada mal con acostarte con tu hijo y tener una conversación positiva y alegre. Agrega este momento a la rutina de ir a dormir. Acurrúcate con tu hijo y dile lo especial que es, que lo amas y de que estás orgulloso de él por algún logro específico. No solo será algo que recuerden cuando él crezca, sino que también le hará saber a tu hijo que está a salvo en su cama, lo cual logrará que tenga mejores hábitos de sueño. Según la página web AskDr.Sears, los niños que se sienten seguro a la hora de ir a dormir, por lo general, duermen mejor a medida que van creciendo.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por liz mancilla