Cómo cortar los lácteos de tu dieta

El consumo de leche está en su nivel más bajo en 36 años, según "The Chicago Tribune", en febrero de 2013. Puedes optar por seguir una dieta libre de lácteos por creencias personales o religiosas o puedes estar obligado a hacerlo debido a intolerancias o alergias. No importa tu razón para quitar los lácteos de tu dieta, tendrás que ser dedicado y diligente para seguir una dieta sin lácteos.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Edúcate sobre llevar un estilo de vida sin lácteos leyendo libros y blogs de nutrición dedicados al tema. Utiliza estas fuentes educativas para planificar tus comidas libres de lácteos para la semana y hacer una lista de compra para los ingredientes que necesitas para que no te sientas abrumado en el supermercado.

  2. Reemplaza la leche de vaca con cualquiera de sus alternativas no lácteas. Algunas opciones incluyen leche de soja (soy), almendra, anacardo, avellana, cáñamo, avena, lino, arroz y coco (coconut). Haz tu propio suero de leche agregando una cucharada de vinagre blanco a una taza de leche de soja.

  3. Cambia el queso con alternativas no lácteas como tofu o queso de soja y reemplaza el yogur lácteo con versiones a base de soja. Los yogures de soja se consiguen sin sabor o saborizados con fruta. Reemplaza la crema en tu café con una crema sin lácteos y la manteca en tu tostada con manteca de nuez o una alternativa de manteca de soja sin lácteos. Los quesos cremosos no lácteos y las cremas agrias, muchas de las cuales están hechas con soja, también están disponibles. Como las dietas sin lácteos están aumentando su popularidad, cada vez hay más alternativas no lácteas disponibles.

  4. Dile adiós al helado yo hola a los sorbetes y helados de leche de soja, arroz o coco. Algunos también están libres de lácteos, pero revisa las etiquetas porque algunos pueden contener leche.

  5. Revisa cuidadosamente las etiquetas. Muchos alimentos procesados están hechos con productos lácteos. Estos productos no siempre están clasificados como "leche" o "queso" en la lista de ingredientes. Evita las comidas que contienen caseína, cuajada, nata, lactalbumin, lactoferrina, lactoglobulina, lactosa, suero, zinc casinado y calcio caseinado. Esta lista no es exhaustiva. Cuando quitas los productos lácteos, familiarízate con todos los ingredientes que contienen lácteos. Busca productos etiquetados como veganos, ya que estos alimentos no contienen ninguna forma de lácteos u otros productos animales. Algunos alimentos envasados también contienen advertencias de que los alimentos procesados en un establecimiento pueden haber estado en contacto con productos lácteos. Si tienes alergia láctea, busca y presta atención a estas advertencias.

  6. Ten cuidado fuentes de lácteos escondidos. Algunas fuentes de lácteos no son tan obvias como otras. Algunos endulzantes artificiales, mentas para el aliento, caramelos, gomas de mascar, caldos de pollo, carnes frías, mezclas de especias y medicaciones pueden contener leche o productos a base de lácteos. Nunca consumas un artículo si es libre de lácteos sin revisar su etiqueta.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por aldana avale