Corriendo por la tarde

Mientras que salir a correr vigorosamente a cualquier hora del día o la noche puede ser benéfico para tu salud, la hora del día en que decides salir a trotar puede afectar la manera como funciona tu cuerpo. Programar tu entrenamiento por la tarde podría estar ayudando a la calidad de tu ejercicio, basándote en una variedad de factores físicos y mentales.

Temperatura corporal y función pulmonar

Muchas de las funciones que son vitales para correr bien tienden a elevarse a la misma hora cada día. Una de esas fluctuaciones es en la temperatura corporal. Los científicos han encontrado que la temperatura del cuerpo está en su nivel más bajo en las primeras horas de la mañana y sube de mediados a finales de la tarde, según un artículo en 2006 de Running Times. Los atletas obtienen mejores resultados cuando la temperatura del cuerpo es superior, que es tal vez por eso que muchas personas encuentran que corren mejor durante la tarde. Además, un estudio realizado por el Dr. Boris Medarov de la Long Island Jewish Medical Center en Nueva York, encontró que la función pulmonar fue de más del 6 por ciento mejor en la tarde que en otros momentos del día.

Clima

Mientras que los atletas se desempeñan mejor a una temperatura corporal elevada, también es importante tener en cuenta la temperatura exterior. Cuando la temperatura es de más de 55 grados Fahrenheit (13° C) vas a correr más lentamente y sentirte peor de lo que lo harías a temperaturas más bajas, según el experto en maratónes Jeff Galloway. Sin embargo, un nuevo estudio en el Journal of Applied Physiology sugiere que adaptar el cuerpo para correr en el calor puede mejorar el rendimiento atlético. Pero para el corredor más informal, el mejor momento para correr en un caluroso día de verano es antes del amanecer, dice Galloway. La temperatura exterior está en su nivel más bajo antes del amanecer y por lo tanto será mucho más cómoda para correr.

Dieta

Correr primero por la mañana con el estómago vacío puede ser mucho más difícil que correr durante el día porque es probable que tus reservas de energía se agoten durante la noche mientras duermes. Según Running Times: "Esto significa que es probable que el mismo nivel de esfuerzo se sienta mucho más difícil en este momento del día que en la tarde". Correr por la tarde puede darte suficiente tiempo para digerir y obtener energía de tu almuerzo; sin embargo, debes esperar unas horas para correr después de comer una gran comida para evitar problemas de digestión.

Factores mentales

Aunque la tarde es considerada físicamente como el mejor momento para correr, mentalmente no necesariamente es el mejor momento para muchas personas. Muchos de los corredores entrevistados para un artículo de Running Times dijeron que la parte más difícil de correr después del trabajo fue encontrar la motivación después de un día completo en la oficina. Sin embargo, si puedes superar el cansancio psicológico después de una larga jornada de trabajo, puedes quedar sorprendido por lo bien que te desempeñas una vez que tienes las zapatillas para correr en los pies.

Más galerías de fotos



Escrito por gabrielle dion | Traducido por maria del rocio canales