Cómo seguir corriendo cuando estas cansado

Los corredores experimentados y principiantes a menudo sienten fatiga durante el entrenamiento y las carreras. Esa sensación de agotamiento hace que cada paso necesite un esfuerzo adicional para impulsar el cuerpo hacia adelante. Tu cuerpo se siente cansado por una variedad de razones, incluyendo el esfuerzo físico de correr, problemas de hidratación, falta de energía y bloqueos mentales. Aprender a controlar estos factores te permitirá maximizar tu energía y evitar sentirte cansado y seguir adelante cuando sientas fatiga. Experimenta con diferentes técnicas para mantenerte corriendo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Revisa tu postura al correr para evitar cualquier esfuerzo adicional en el cuerpo. A medida que te canses, puede que comiences a bajar la cabeza o encorvarte, trabaja en mantener tu cabeza erguida con tus hombros relajados. Pisa con tus talones antes de apoyar el resto del pie.

  2. Bebe agua o una bebida deportiva durante el ejercicio para evitar la deshidratación. Una falta de agua a medida que te ejercitas causa fatiga muscular que disminuye tu energía y puede causar calambres.

  3. Enfocate en tu respiración como forma de distracción. Sincroniza tu respiración con tu ritmo de trote como forma de impulsarte para seguir adelante.

  4. Piensa en algo distinto al ejercicio para que no te enfoques en la fatiga. Calcula un problema matemático en tu cabeza o piensa en un evento social próximo al que planeas ir. Escuchar música es otra forma de distraerte mientras corres.

  5. Escoge un punto en la distancia y sigue corriendo hasta alcanzarlo. A medida que te acerques, escoge otro objeto que se encuentre más lejos. Continúa escogiendo sitios para motivarte a seguir corriendo, utiliza distancias cortas como objetivos.

  6. Disminuye el ritmo si aún te sientes cansado. Intenta continuar corriendo o trotando. Camina si es necesario para darle tiempo a tu cuerpo antes de volver a correr.

Consejos y advertencias

  • Para evitar fatigarte rápido, corre en momentos en los que naturalmente tengas más energía.
  • Para darte más energía, come un aperitivo con carbohidratos y proteínas una hora antes de correr.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por martín emiliano vergé