El correr y las verrugas plantares

Las verrugas plantares son un problema persistente y doloroso para los corredores que las padecen. Son causadas por un virus que penetra la planta del pie. En los corredores, el virus normalmente encuentra una vía de entrada por las áreas dañadas del pie, o áreas que resisten estrés repetitivo. Los lugares húmedos como los vestidores, piscinas y regaderas donde existen restos de piel, son los sitios más comunes donde se adquieren estas.

Identificación

Las verrugas plantares con frecuencia se confunden con callos y viceversa, según el Dr. Stephen Pribut, un podólogo especialista en medicina del deporte de Washington, D.C. Cualquier crecimiento sospechoso en la planta del pie debe ser examinado por un especialista, pues su reconocimiento puede ser difícil. Al igual que los callos, las verrugas generalmente son planas. Sin embargo, las verrugas plantares cuentan con un borde mejor definido, generalmente son grises y tienen un puntilleo negro que indica sangrado. Las verrugas plantares pueden crecer más de una pulgada de diámetro sin tratamiento y pueden diseminarse.

Prevención/Solución

Unas cuantas y simples medidas preventivas pueden ayudarte a evitar contagiarte con verrugas plantares. Utilizar sandalias o zapatos en zonas públicas, evitar caminar descalzo en áreas húmedas como vestidores y piscinas, evitar el contacto directo de las plantas de tus pies con verrugas que puedas tener en otras partes del cuerpo, mantener tus pies limpios y secos y poner atención rápidamente a cualquier cambio en tu piel; todos estos son métodos efectivos de prevención.

Auto tratamiento

El auto tratamiento en general no se recomienda pues las verrugas plantares pueden fácilmente mal diagnosticarse. Si estás seguro de tener verrugas plantares, existen medicamentos de venta libre disponibles. Estos productos contienen ácidos que destruyen las células de la piel. Algunos corredores incluso pueden hacerlo teniendo verrugas plantares al utilizar estos compuestos ácidos y utilizar cojinetes que eleven la piel alrededor de la verruga para disminuir la presión.

Tratamiento médico

Los tratamientos especializados de las verrugas plantares son variados. Un abordaje frecuente es el uso de un compuesto ácido, como el ácido salicílico, combinado con un recorte cuidadoso de la verruga. En casos más extremos, los especialistas recurren a la extirpación quirúrgica, destrucción eléctrica, congelamiento o extracción por láser.

Consideraciones

Sin tratamiento, las verrugas plantares pueden ser una verdadera molestia para un corredor e incluso ocasionar que dejen las pistas o las caminadores por un buen periodo de tiempo. El Dr. Pribut recomienda que busques consejo profesional para las verrugas, sobre todo si persisten, se diseminan o causan dolor. Los diabéticos y aquellos con problemas de circulación, inmunológicos o neurológicos deben evitar el auto tratamiento con compuestos ácidos.

Más galerías de fotos



Escrito por lee simmons | Traducido por karly silva