Correr con un útero en retroversión

Si tienes un útero en retroversión, también llamado útero inclinado, tu útero mira hacia atrás en lugar de hacia adelante. Un útero en retroversión se produce en aproximadamente el 20 por ciento de las mujeres, informa Medline Plus. En la mayoría de los casos, un útero en retroversión no debe causar dolor, incomodidad o requerir de ningún tratamiento. Si sueles correr con un útero en retroversión, no debería afectar tu capacidad de hacerlo y no deberías tener que reducir o limitar tu entrenamiento. Sin embargo, si el útero en retroversión es causado por una condición de salud subyacente o estás experimentando dolor, habla con tu médico sobre los posibles tratamientos.

Causas

Las causas de un útero en retroversión pueden incluir distensión de los ligamentos uterinos debido al parto, debilitamiento de los ligamentos pélvicos debido a la menopausia o cicatrización por una endometriosis, fibromas, enfermedad inflamatoria pélvica, cirugía pélvica o salpingitis, de acuerdo con Medline Plus. La Universidad de Carolina del Norte informa de que los ligamentos que sostienen al útero pueden verse debilitados por la edad, obesidad y el tabaquismo. Esta condición se conoce generalmente como relajación pélvica.

Dolor

La relajación pélvica puede causar algo de dolor o sensación de presión en la zona pélvica y podría conducir a un útero en retroversión. Por lo general, el dolor ocurre durante las relaciones sexuales o durante la menstruación, según indica la American Pregnancy Association. Si acostumbras correr y experimentas dolor pélvico durante tus carreras, habla con tu médico para determinar la causa. Aunque es poco probable, es posible que tu dolor durante la carrera sea debido a la relajación pélvica, especialmente si el dolor comenzó después del parto.

Consideraciones

Si tienes un útero inclinado y no sientes dolor, no hay ninguna razón para modificartsus entrenamientos o la longitud y la duración de tus carreras. Según Medline Plus, un útero en retroversión generalmente no causa síntomas o molestias y no requiere de ningún tratamiento. Sin embargo, si el útero en retroversión es causado por una condición de salud subyacente, como endometriosis, habla con tu médico sobre los posibles tratamientos.

Reposicionamiento

Si experimentas dolor al correr, durante el coito o la menstruación por la relajación pélvica y un útero inclinado, hay varios tratamientos disponibles. Según la American Pregnancy Association, una cirugía denominada procedimiento de UPLIFT puede cambiar la posición de tu útero y suele proporcionar alivio del dolor a largo plazo. La American Pregnancy Association informa también que en algunos casos, ciertos ejercicios de "rodilla al pecho" ( “knee-chest” exercises) pueden ayudar a reposicionar temporalmente un útero inclinado.

Más galerías de fotos



Escrito por erin coleman, r.d., l.d. | Traducido por priscila caminer