Correr con el síndrome de la banda iliotibial

Un régimen para correr con regularidad puede formar tu sistema cardiovascular y aumentar tu metabolismo y también te puede someter a una variedad de lesiones por uso excesivo, como el síndrome de la banda iliotibial o ITBS (por su sigla en inglés). El ITBS puede ser una condición dolorosa y debilitante, pero puede ser tratada con la combinación adecuada de descanso, estiramientos y tomando las debidas precauciones, como evitar correr cuesta abajo. La formación de resistencia por correr puede reanudarse cuando el síndrome ya esté bajo control. Si continúas experimentando dolor o malestar, a pesar de tomar precauciones, consulta a un médico.

Síndrome de la banda iliotibial

La banda iliotibial, o banda IT, está hecha de tejido conocido como fascia, que es el tejido conectivo que mantiene el músculo en su lugar y proporciona protección en todo el cuerpo. La banda corre a lo largo de la parte exterior de la pierna superior, originada en el muslo e insertándose en el área justo debajo de la rodilla. Si la pierna se voltea hacia adentro demasiado cuando estás corriendo, la banda IT puede frotar la cabeza del fémur, que se encuentra en la rodilla. La fricción producida puede crear dolor en la rodilla.

Correr y el síndrome de la banda iliotibial

Con el fin de aumentar la resistencia al correr, primero debes dejar que la banda sane. Esto implica que descanses tan pronto como empieces a sentir dolor o molestias en la zona. No descansar puede empeorar la lesión, retrasar la curación y causar daño permanente. No debes volver a correr hasta que el dolor haya desaparecido. Una vez que el dolor haya desaparecido, vuelve a correr a un ritmo gradual, comenzando con un número inferior de millas. Corre en superficies planas y superficies más blandas, como el pasto. Trabaja sobre el fortalecimiento de los abductores de la cadera, principalmente el músculo medio del glúteo. De acuerdo con Stephen M. Pribut, especialista en medicina deportiva, se han encontrado muchos corredores con ITBS que tienen los músculos medios del glúteo débiles.

Recomendaciones adicionales

Con el fin de seguir formando resistencia al correr, es necesario evitar que la banda IT se irrite más. Regularmente estira tu banda IT mediante la realización de estiramiento laterales que pueden ayudar, sobre todo justo antes y después de correr. El uso de zapatos apropiados con soporte para el arco puede ayudar también, sobre todo si tienes pie plano. Si no estás seguro sobre el estado de tus pies, consulta a un médico. Te podría recomendar zapatos especiales o plantillas. Evita los ejercicios, como sentadillas (squats), que ponen demasiada presión sobre tu banda IT. La realización de otras actividades, como nadar o andar en bicicleta, también pueden ayudar a prevenir la tensión en la banda IT y ayudar a construir la resistencia.

Consideraciones

Es importante descansar si empiezas a sentir los síntomas del síndrome de la banda de nuevo. Si te presionas a pesar del dolor, corres el riesgo de convertir un ITBS en un problema crónico, lo que podría significar que tengas que dejar de correr distancias largas. Si el dolor no mejora después de varias semanas de reposo, consulta a un médico. Además, si no has sido diagnosticado oficialmente con un ITBS, también debes consultar a un médico para asegurarte de que no tienes otros problemas con tu rodilla.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por gabriela nungaray