¿Correr puede provocar erupciones?

Correr tiene muchos beneficios sobre la salud cardiovascular, pero el sudor y la fricción pueden provocar una variedad de erupciones y problemas en la piel. Algunos problemas surgen a causa de un sistema inmune hiperactivo o en las glándulas sudoríparas, mientras que otros proviene de pequeños invasores en el cuerpo. Correr con la ropa adecuada, mantenerte fresco y ducharte luego del ejercicio ayuda a reducir los riesgos de experimentar erupciones.

Urticaria inducida por el ejercicio

El esfuerzo físico de cualquier tipo puede causar una reacción alérgica en algunas personas. Puedes padecer urticaria colinérgica (en términos sencillos, urticaria inducida por el ejercicio) si descubres que apenas comienzas a correr la piel se enrojece y aparecen verdugones planos que causan picazón. Las alergias ocurren cuando el sistema inmune detona los mecanismos de defensa del organismo demasiado rápido. En el caso de la urticaria inducida por el ejercicio, tu propio sudor desencadena la picazón y la inflamación. Es probable que desarrolles urticaria inducida por el ejercicio si padeces otras alergias. Tu médico te puede recetar un tratamiento para que logres correr con comodidad.

Miliaria

Los diminutos puntos rojos, planos o en relieve, que tienen una textura similar al cactus probablemente indiquen un episodio de miliaria. Quizás también conozcas esta afección como erupción por sudor o fiebre miliar. Ocurre cuando las glándulas sudoríparas ecrinas del cuerpo no pueden liberar el sudor lo suficientemente rápido. Esto sucede cuando las glándulas sudoríparas se encuentran comprimidas o la piel se inflama a causa de la fricción. Si tus muslos con grandes, probablemente experimentes miliaria en el lugar donde las piernas rozan entre sí. La ropa apretada también provoca miliaria. Las fajas o mangas apretadas forman una tapa sobre las glándulas sudoríparas y se produce esta erupción que causa picazón. Soluciona el problema con ropa holgada que absorba rápidamente la humedad. Aplica almidón de maíz en polvo o una pomada con óxido de zinc para la rozadura de pañal en las áreas donde hay roce de piel mientras corres.

Acné

El acné no es provocado por el sudor, pero esta secreción sí puede agravar el acné, en especial en la espalda o el pecho, donde se adhieren las prendas húmedas. Cuando un folículo se obstruye e ingresan las bacterias, se forma un grano; los granos múltiples constituyen un caso de acné. Las bacterias prosperan en ambientes cálidos y húmedos y, cuando sudas al correr, la piel se vuelve más hospitalaria para las bacterias del acné. Cambia tus prendas húmedas y dúchate después de correr para enfriar las bacterias. Consulta a tu médico si experimentas acné grave o moderado.

Pie de atleta

El pie de atleta recibe su nombre por una buena razón. Si bien todos podemos desarrollar esta infección fúngica en la piel, las condiciones que la desencadenan (calzado cerrado, pies húmedos y lesiones leves en las uñas) son más comunes en atletas. Si detectas una erupción que causa ardor y picazón en uno o ambos pies, es probable que se trata del pie de atleta. Reduce las posibilidades de desarrollar pie de atleta cambiándote las medias cada vez que corres y manteniendo tus pies lo más secos posible. Los tratamientos de venta libre suelen aliviar este molesto problema, pero consulta a tu médico si la erupción no se cura rápidamente con estos remedios.

Dermatitis por contacto

Los dermatólogos denominan dermatitis por contacto a cualquier erupción en la piel que tiene lugar cuando entras en contacto con un agente irritante. Si eres alérgico a una nueva fragancia, detergente para la ropa o jabón, puedes descubrir esta erupción bajo circunstancias normales. No obstante, cuando corres y sudas, el exceso de calor en el cuerpo combinado con estos posibles alérgenos provocará una erupción roja que causa picazón. Entrar en contacto con hiedra venenosa mientras corres o usar un nuevo protector solar también podría provocar dermatitis por contacto. La mayoría de los casos desaparece unas horas después de eliminado el agente irritante.

Más galerías de fotos



Escrito por lauren whitney | Traducido por valeria d'ambrosio