¿El correr provoca intestinos flojos?

Los corredores parecen estar afectados por problemas relacionados con el estómago, tales como los calambres y los intestinos flojos, más que otros atletas. Según Suzanne Eberle, autora de "Endurance Sports Nutrition," por lo menos entre el 19 al 26 por ciento de los corredores de maratón han tenido una necesidad frecuente repentina para hacer una evacuación intestinal durante la carrera. El movimiento de rebote de una zancada es un conocido culpable junto con ciertos factores de la dieta, Hay ciertas precauciones que puedes tomar para evitar hacer una parada precipitada en el baño en tu próxima carrera.

Diarrea

La diarrea se produce cuando los alimentos y líquidos ingeridos pasan demasiado rápido o en grandes cantidades a través del colon. En circunstancias normales, el colon absorbe líquidos de los alimentos para crear un excremento semi-sólido, pero bajo estas condiciones, queda demasiada agua en las heces. El movimiento de rebote al correr acelera el proceso de movimientos de intestino a través del colon, lo que puede llevar a la producción de frecuentes heces sueltas. Otros factores, incluyendo el desvío del flujo de sangre a los músculos y el ejercicio de ciertos fluidos y alimentos, también pueden contribuir a los problemas intestinales durante el ejercicio.

Fluídos

Bebe mucho líquido antes de correr para evitar la deshidratación, lo que ralentiza la capacidad del cuerpo para digerir los alimentos. Según Suzanne Eberle, el ejercicio prolongado desvía el flujo de sangre desde el colon a los músculos, inhibiendo la digestión. En un estado de deshidratación, un menor volumen de sangre aumenta aún más los problemas digestivos, haciéndola menos disponible para el intestino grueso. Evita líquidos calientes que contengan edulcorantes artificiales, la cafeína o las bebidas deportivas que contienen un alto contenido de carbohidratos justo antes de hacer ejercicio.

Alimentos

Ciertos alimentos, como los de alto contenido de fibra y los productos lácteos, toman más tiempo para que tu estómago los digiera y pueden causar problemas si se consume demasiado cerca del esfuerzo. Trate da consumir comidas una o dos horas antes de correr. La fibra insoluble, que se encuentra en su mayoría en productos de grano entero, se debe evitar, ya que actúa como un suavizante de heces y promueve los movimientos intestinales. Los productos lácteos contienen la lactosa del azúcar, que es más difícil para algunas personas con sensibilidades digestivas para descomponer y puede afectar al estómago.

Consejos preventivos

Lleva un diario de lo que comes antes de correr, toma nota de los alimentos problemáticos que producen los movimientos de intestino durante la actividad. Adhiérete a los alimentos que sabes que son inofensivos antes de los entrenamientos o carreras importantes para evitar posibles problemas. Usar ropa suelta durante la carrera también podría ayudar a aliviar la presión sobre los intestinos. Considera la posibilidad de hablar con tu médico acerca de tomar un medicamento contra la diarrea de prescripción antes de las carreras, si el problema sigue siendo consistente.

Más galerías de fotos



Escrito por marissa baranauskas | Traducido por verónica sánchez fang