Correr y probelmas con los intestinos

Una queja común de un corredor son los problemas intestinales durante una carrera o en las competencias de distancia. Tener que detenerte para ir al baño puede ser vergonzoso y preocupante, por no mencionar que puedes estar en peligro de quedarte atrás en la competencia o incluso renunciar a una carrera. Hay maneras en las que puedes ayudar a prevenir este problema molesto e incómodo, pero si persiste o empeora, habla con tu médico.

Ejemplo

En 2005, Paula Radcliffe ganó el maratón de Londres, a pesar de haber tenido una evacuación intestinal durante la carrera. Radcliffe tuvo el impulso de hacer del baño pensando que su estómago estaba probablemente reaccionando a una comida antes de la carrera. Con el tiempo tuvo que ponerse en cuclillas al lado de la carretera. A pesar de la parada desafortunada de Radcliffe, fue capaz de mantener la concentración, control y ganar la carrera.

Causas

Según Worldwiderunning.com, aproximadamente el 60 por ciento de los corredores de distancia tiene problemas intestinales durante el ejercicio. Tener frecuencias intestinales frecuentes o diarrea durante la carrera puede producirse porque hay una reducción del flujo sanguíneo a los intestinos, los cambios en los niveles hormonales, la absorción alterada o la deshidratación. Otras causas pueden ser una combinación de los intestinos siendo sacudidos cuando se corre y estar ansioso respecto a una competencia. Ten en cuenta que mientras que estás haciendo ejercicio físico más intenso de lo normal, el tiempo entre una comida y un movimiento de intestino se reduce. Cuando tu cuerpo se adapta al ejercicio, los hábitos intestinales normales pueden reanudarse.

Prevención

Para ayudar a posibles problemas intestinales durante la carrera, trata de hacer ejercicio ligero antes de correr para ayudar a vaciar tus intestinos. Intenta correr en diferentes momentos para ver si los problemas intestinales son peores en ciertos momentos del día. Reduce tu consumo de alimentos ricos en fibra antes de correr; limita la cafeína, que puede ser un estimulante para el tracto gastrointestinal; reduce el consumo de sorbitol, que puede causar diarrea, mantente hidratado y come poco antes de tus carreras. Mantener un diario de alimentos puede ayudar a identificar los factores desencadenantes.

Alivio rápido

Si corres un maratón u otra carrera de larga distancia, los baños portátiles están disponibles a lo largo del camino. Puedes sentir consuelo en el hecho de que las emergencias intestinales son muy comunes y que no estarás solo. Si corres en tu vecindario, una planificación adecuada antes de correr puede ser útil. Si tu deseo se hace insoportable, puede ser que tengas que cortar la duración de la carrera e irte a casa.

Más galerías de fotos



Escrito por jackie carmichael | Traducido por verónica sánchez fang