Cómo correr con pies planos

Si tienes pies planos, una condición donde los arcos del pie se han derrumbado, la falta de fuerza y flexibilidad del pie te puede inundar con síntomas físicos, como dolor en los pies, espalda y piernas. Pero tener los pies planos no asegura tener que dejar de correr para siempre. Con el permiso de tu médico, un programa de auto-cuidado y un calzado adecuado te pueden poner de nuevo en las pistas rápidamente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Silla
  • Toalla
  • Soporte ortopédico adecuado
  • Zapatos correctos para correr

Instrucciones

  1. Apoya tus tobillos y pies cuando corres. Elige insertos de plantilla ortopédica para llevar en tus zapatos para correr. Las plantillas ortopédicas evitan que tus pies hagan sobrepronación cuando corres, dando un apoyo extra al pie y al tobillo. El tipo de ortopedia que necesitas depende de la severidad de tu condición. Las plantillas van desde apoyos rígidos a sólidos. Trabajar con un podólogo puede ayudarte a escoger la plantilla ortopédica adecuada para correr. Algunas condiciones requieren un enfoque minimalista.

  2. Reconstruye tus arcos con ejercicios simples, como las flexiones del dedo del pie. Siéntate en una silla y pon una toalla en el suelo delante de ti. Coloca tus pies descalzos apoyados en la toalla. Las rodillas deben estar por encima de los tobillos a 90 grados. Dobla los dedos de los pies, reuniendo una cresta de la toalla debajo de tus dedos del pie y tirando de la toalla hacia ti. Utiliza todos tus dedos de los pies para arrugar la toalla y tira de ella hacia ti. Repítelo 10 veces. Invierte el movimiento sujetando las crestas en la toalla con los dedos de los pies y empujándolas lejos de ti. Realiza 10 repeticiones.

  3. Corre en terreno llano para ayudar a prevenir la sobrepronación. Cuando tienes los pies planos, tus pies giran hacia afuera cuando corres, haciendo que las piernas se tuerzan hacia adentro. Esta disfunción pone una enorme presión sobre los mecanismos de la pierna, incluyendo articulaciones de las rodillas y los tobillos. Elige un terreno plano con poco o ningún desnivel para minimizar la pronación.

Consejos y advertencias

  • Las zapatillas con control de movimiento y estabilidad con un soporte de media suela sólido a menudo ayudan a los corredores con pie plano a prevenir el dolor durante el ejercicio.
  • Evita los zapatos para correr que tienen exceso de amortiguación y poco apoyo.

Más galerías de fotos



Escrito por tina boyle | Traducido por joaquin manes rossi