¿Correr en el pavimento daña las rodillas?

Correr es un deporte que ejerce una presión considerable sobre las articulaciones del cuerpo, especialmente sobre las rodillas. Con el tiempo, los continuos impactos de golpeteo asociados con esta actividad pueden contribuir a las lesiones de rodilla. Existen opciones para el corredor entusiasta que se preocupa por la salud de sus rodillas. Correr en superficies diferentes y más suaves, así como tener calcetines y zapatos acojinados adecuadamente puede reducir al mínimo cualquier posibilidad de lesión en las rodillas.

La relación entre correr y lesiones de rodilla

De acuerdo con dos cirujanos ortopédicos entrevistados por el "U.S. News & World Report", los constantes impactos producidos por correr (particularmente sobre el pavimento), pueden ser perjudiciales para la salud de tus rodillas. El peligro de lesión de rodilla es particularmente grave si tienes antecedentes de lesiones como una lesión del ACL (siglas en inglés para, ligamento cruzado anterior) o MCL (ligamento colateral medial). Los corredores con sobrepeso también se arriesgan a sufrir osteoartritis y otros problemas en las rodillas. Michael Klassen, uno de los cirujanos ortopédicos entrevistados, recomienda correr sobre superficies más suaves.

Superficies más suaves para correr

Al cambiar la superficie sobre la que corres, puedes ayudar a reducir la presión sobre tus rodillas. En comparación con el pavimento, una pista es mucho más suave y más elástica. Sin embargo, la hierba y la arena proporcionan una superficie acolchada mucho mejor que una pista, ya que disminuyen los efectos agudos. La arena ofrece el beneficio adicional de agregar resistencia a tu carrera, aumentando el número de carreras cortas. Cuando sea posible, debes limitar correr sobre pavimento a una sola vez por semana.

Utiliza zapatos de tu talla y específicos para correr

Utilizar calzado apropiado puede ayudarte mucho en la prevención de las lesiones de rodilla. Además de esto, solicita en una tienda especializada que examinen tu modo correr y te recomienden un par de zapatillas de deportes. Los empleados de la tienda pueden determinar cuánto pronas los pies al correr y sugerirte calzado con el apoyo adecuado para tu estilo de correr.

Utiliza equipo enfocado al acojinamiento

Siempre que te sea posible, utiliza un par de zapatillas acojinadas para hacer deporte. El acojinamiento adicional te ofrece confort al correr, además de reducir el impacto. Asegúrate de reemplazar tu calzado si éste comienza a sentirse desgastado o si sientes que la amortiguación se ha deteriorado. Correr con zapatos de deporte desgastados puede transferir un impacto adicional a tus rodillas. Elige calcetines acojinados, particularmente en el talón y la punta. Los calcetines voluminosos y acolchados son mejores para la salud de tus rodillas que los ligeros y sin acojinamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por kent van alstyne | Traducido por josué miraflores m