Cómo correr más rápido los 100 metos

Hay mucho que hacer en una carrera de 100 metros, a pesar del hecho de que estas competiciones duran menos de 15 segundos. El éxito comienza con una rápida respuesta a la señal de salida, después se basa a su vez en la aceleración, manteniendo una velocidad máxima y una buena estrategia. El grado en que un corredor domina todos estos aspectos es aquel en el que corre una carrera más rápido.

Estableciéndose

Debido a que el tiempo de los bloques es escaso y crítico en una carrera de 100 metros, las reglas de los Olímpicos determinan que los comandos de salida sean a través de altavoces detrás de cada corredor y no con un arma para marcarla. Esto elimina cualquier retraso de velocidad de sonido por lo que cada corredor en cada posición, escucha la señal al mismo tiempo. El sitio ClintonAthletics.com recomienda que te prepares para un rápido despegue mediante la colocación de la pierna delantera en un ángulo de 90 grados con respecto a la cadera y la pierna hacia atrás en un ángulo de 130 grados, con una fuerte presión sobre el bloque posterior. Mira hacia abajo con tus brazos rectos, manteniendo tu enfoque en moverte rápidamente cuando suene la señal de salida.

Fuera del bloque

Cuando suene la señal de salida, impulsa la mayor fuerza posible hacia el suelo con tus brazos y piernas. Vas a mantener tu cuerpo en un ángulo de 45 grados a medida que levantes tus brazos y piernas en los primeros 10 metros de la carrera, sin dejar de mirar hacia abajo. A 10 metros, harás la transición en la carrera a la fase de aceleración.

Mejorando la aceleración

Los corredores pasarán la primera mitad de una carrera de 100 metros acelerando a toda velocidad, de acuerdo a campeón olímpico de velocidad Usain Bolt, en una entrevista para el documental "El hombre más rápido del mundo". Para lograr una mayor aceleración, debes tratar de repetir la carrera el mayor número de veces que sea posible para así mejorar tu técnica en ella. También es importante ejercitarse fuera de la pista para construir fuerza muscular de contracción rápida. El sito web de recursos para correr, SpryFeet.com enumera los cuádriceps, los isquiotibiales, el glúteo mayor, los flexores de la cadera y los terneros como los músculos principales que se usan en un sprint. Un programa de entrenamiento con pesas para fortalecer esos músculos puede contribuir a tu ritmo de aceleración, al igual que otros ejercicios que construyan la fuerza muscular, como el correr cuesta arriba o escaleras, usado un trineo ponderado o hacer esquí de fondo.

Estrategia

La estrategia para una carrera de 100 metros es simple en comparación con otras carreras. Aceleras tan rápido como puedes y luego corres a toda velocidad hasta la meta. Bolt señala que la única complicación es saber cuándo mirar hacia un costado para ver cómo va la competencia. Si bien girar la cabeza te hará perder tiempo, el no saber lo que está sucediendo en la carrera también puede afectar tu tiempo final. Bolt dice que él mira dos veces durante la carrera: una vez a los 50 m y otra vez a los 80 m.

La construcción del viento

A pesar de que la carrera de 100 metros es una carrera corta, aún así es posible "desgastare" y se tiene que reducir la velocidad antes de llegar a la meta. Esto puede arruinar tu tiempo en la carrera, la cual tuvo un comienzo prometedor. La técnica más sencilla para la construcción de tu viento para la carrera de 100 metros es correr a toda velocidad en distancias más largas. Los corredores competitivos incorporan varias distancias en una rutina compleja de prácticas cotidianas, bajo la supervisión y guía de un entrenador cualificado. Puedes comenzar con tres sesiones por semana, cada una formada por cuatro sprints de 100 metros para la técnica, 2 sprints de 200 metros para el viento y una recta final de 400 metros.

Más galerías de fotos



Escrito por jake wayne | Traducido por ana karen salgado beltrán