Cómo correr más rápido en una semana

Cuando se trata de correr rápido tu velocidad se determina ampliamente por tu técnica. Otros factores incluyen la longitud de tu pierna, el ancho de la pelvis, la masa muscular magra y la capacidad pulmonar. Existen algunos factores biológicos que puedes mejorar en una semana y algunos otros que son genéticos aunque puedes trabajar en tu técnica como tu postura y el pataleo. Sin importar que corras como un atleta o que mejores tu desempeño en otros deportes, el cambio de técnica puede ayudarte a alcanzar tu potencial completo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

    Cómo correr más rápido en una semana

  1. Evita encoger tus hombros y mantén tu cabeza derecha. El encogimiento de hombros bloqueará tu cadera mientras sostienes la cabeza o te tuerces de forma correcta. Mantén tus hombros, cuello y mandíbula relajada mientras corres.

  2. Gira tus brazos en dirección opuesta a tus piernas. Equilibra tu movimiento de piernas moviendo tus brazos en dirección opuesta. Mantén tus codos a un ángulo de 65 a 90 grados durante la carrera. Evita mover tus brazos a través de tu cuerpo o moverlos hacia adelante. El entrenador de pista certificado Raymond Tucker recomienda que muevas tus brazos hacia atrás y hacia adelante a un ángulo de 135 grados. Mantén tus manos relajadas y tus dedos abiertos, un puño cerrado interrumpe el movimiento de tus brazos.

  3. Mantén una postura recta mientras corres y te inclinas un poco hacia adelante. Una inclinación puede dar la apariencia de que te mueves más rápido aunque reduce tu rango de movimiento en la cadera y puede causar desgarres musculares en tus tendones.

  4. Aumenta tu frecuencia de zancada con pasos más cortos. Con una frecuencia de zancada tus pies se mantienen en el aire más tiempo lo que ayuda a que te muevas con más rapidez. Mientras más zancadas des harás más presión hacia adelante, lo que aumenta tu velocidad.

  5. Presiona y pon pelotas en tus pies. El medallista de oro olímpico Usain Bolt pisa y presiona las pelotas con sus pies. Al correr, querrás hacer contacto de manera breve y rápida en el piso para impulsarte hacia adelante. Los golpes de talón hacen que tus pies giren desde el talón hasta las bolas de tus pies y después hasta tus dedos. Esta es una forma ideal para caminar aunque mantiene tus pies en el suelo durante mucho tiempo mientras corres. Otra opción es el golpeo de los dedos del pie, lo cual hace que te muevas más rápido aunque puede causar lesiones en la pantorrilla o incomodidad.

Consejos y advertencias

  • Para aumentar tu velocidad a largo plazo, Human Kinetics te recomienda correr por lo menos dos veces a la semana y cronometrar tu carrera.
  • Haz ejercicios compuestos como sentadillas paralelas, levantamientos rectos de piernas y levantamiento de pesas tres veces a la semana en días no consecutivos.

Más galerías de fotos



Escrito por frank yemi | Traducido por karen angelica malagon espinosa