¿Correr hace más grandes tus muslos?

Todos los corredores tienen diferentes versiones. Hay corredores con piernas gruesas y hay corredores que están muy delgados. Tus muslos no se harán más grandes simplemente corriendo más en tu rutina de ejercicios. Puedes conseguir la apariencia que deseas, siguiendo un programa apropiado.

Composición

Tu genética y estructura ósea determinan la forma de tus piernas. Correr no hará que tus piernas se conviertan en troncos de árboles. La cantidad de músculo y de grasa que tienes en tus piernas determina el aspecto de tus piernas. La composición genética de tu cuerpo determina dónde se almacena la grasa. Algunas personas almacenan más grasa en la parte superior del cuerpo, mientras que otros almacenan más grasa en las partes centrales del cuerpo.

Correr

Correr una distancia puede crear un cuerpo elegante con músculos magros. Al correr quemas calorías y se derrite la grasa. Correr puede reducir el tamaño de los muslos por que mientras corres, quemas grasa y construyes músculo magro. Cuanto más músculo tengas en tu cuerpo, más calorías podrás quemar durante y después de tu entrenamiento.

Esprintar

Al esprintar tomas pasos más grandes y maximizas tu fuerza muscular. Esprintar construye músculos para que los velocistas tengan a menudo un aspecto más voluminoso. Puedes obtener muslos más grandes si entrenas como un velocista, con ejercicios de salto y ejercicios pliométricos para mejorar tus esprint.

Entrenamiento de intervalos

El entrenamiento de intervalos es un tipo de ejercicio en el que se alternan esprints rápidos y lentos plazos de recuperación. Este tipo de entrenamiento utiliza los sistemas de energía anaeróbica y aeróbica para aumentar la frecuencia cardíaca. La "Mayo Clinic" explica que el entrenamiento de intervalos quema más calorías que los ejercicios cardiovasculares tradicionales, así que de esa manera puedes eliminar la grasa de las piernas; pero no enfatiza en la construcción del músculo tanto como los esprints sólos, por lo que no aumentarás el tamaño de las piernas tampoco.

Más galerías de fotos



Escrito por roger cahill | Traducido por francisco langner