¿Correr por la mañana quema más grasa?

Si correr por la mañana es más eficaz para quemar grasa o no, ha sido durante mucho tiempo un tema de interés para los corredores y los que intentan perder peso. No hay evidencias científicas concluyentes que apoyen esta teoría, sin embargo hay varios aspectos acerca del ejercicio aeróbico matutino que deben considerarse. En definitiva, todo el mundo reacciona de manera diferente al momento del día en el que corre. La mejor manera de averiguar lo que funciona para ti, es simplemente ensayo y error.

Correr antes de desayunar

Hay una amplia gama de teorías acerca de si correr por la mañana es beneficioso. Una teoría es que correr antes del desayuno es una forma eficiente para quemar calorías; porque no hay alimentos en el estómago, el cuerpo tiene que depender de la grasa como fuente de energía. Sin embargo, esta teoría es sólo parcialmente correcta. Tu cuerpo con el tiempo comienza a quemar carbohidratos y acude al tejido muscular como fuente primaria de energía. En este caso, correr con el estómago vacío por la mañana no quema una cantidad significativa de grasa y es una manera contraproducente de hacer ejercicio, ya que tu cuerpo está rompiendo masa muscular.

Ritmos circadianos

Tu cuerpo no realiza sus diversas funciones con la misma eficacia a lo largo de todo el día. Un proceso cíclico conocido como ritmos circadianos controla el rendimiento de tu cuerpo. Funciones tales como el rendimiento deportivo, el metabolismo y la quema de calorías, fluctúan en eficiencia en un período de 24 horas. Uno de los indicadores de la eficiencia de las funciones corporales es la temperatura. El cuerpo humano funciona mejor en sus picos de temperatura, que suceden en el horario desde la mitad hasta finales de la tarde, informa la revista "Running Times". Tu cuerpo está más frío en las horas de la mañana, lo que indicaría que correr por la mañana no optimizará la cantidad de calorías que quemas.

Ensayo y error

La mejor manera de determinar si correr por la mañana, habiendo o no desayunado, o correr en otro momento del día optimiza el número de calorías que quemas, es simplemente probar estos diferentes horarios y registrar tu progreso. Corre por la mañana al menos durante cuatro a seis semanas y registra tu pérdida o ganancia de peso. Luego, corre al menos durante cuatro a seis semanas ya sea en la mitad o final de la tarde o durante la noche y registra tu pérdida o ganancia de peso. Compara los resultados para ver qué rutina es más eficaz, basado en la cantidad de peso que has perdido, si es que has perdido. Asegúrate de crear y seguir una rutina reglamentada y limitar las variables que podrían afectar tu experimento, como comer bocadillos o beber alcohol.

Pérdida de peso

En última instancia, la clave para perder peso es quemar más calorías de las que consumes. Este principio no depende de la hora del día en que haces ejercicio o la hora en la que comes. La reducción de calorías en tu dieta, combinada con un ejercicio regular, es la forma más eficaz de perder peso. Este es un enfoque a largo plazo para la quema de calorías, lo que significa que debes dedicarte a una dieta estricta y a un plan de ejercicios. Reducir calorías por sólo un par de semanas no va a producir resultados significativos. Asegúrate de no eliminar grupos enteros de alimentos de tu dieta. Una nutrición sana y equilibrada sigue siendo clave. En vez de eso, reduce el número de calorías que consumes a partir de cada grupo de alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por dan harriman | Traducido por maría echenique