Correr por la mañana sin comer ni beber

Correr es un ejercicio que puede ser estresante para tu cuerpo. Para alejar un poco el estrés y la tensión, debes estar adecuadamente hidratada. La hidratación ayuda a regular las funciones del cuerpo mientras corres. El combustible, en la forma de alimentos, también es importante antes de correr. Sin embargo, si no tienes tiempo para cargar combustible antes de tu carrera por la mañana, puedes compensarlo después.

Hidratación

No es una sabia decisión correr por la mañana sin ingerir líquidos. "El manual del corredor de competición (The Competitive Runner's Handbook") recomienda seguir la guía de hidratación del American College of Sports Medicine. Unas dos horas antes de correr, bebe dos tazas de 8 onzas de líquido. Espera una hora. Si no has orinado, bebe otra taza. Entre cinco y 15 minutos de tu hora de inicio, ingiere uno o dos vasos de líquido. Una vez que empieces a correr, tu función renal disminuirá y los fluidos se mantendrán en tu cuerpo. Los líquidos ayudarán a mantener una frecuencia cardíaca más baja y la temperatura corporal durante la corrida, a su vez, tensionando menos tu cuerpo.

Exceso de hidratación

Aunque debes hidratarte antes de correr por la mañana, ten cuidado de no sobrehidratarte. De acuerdo con un artículo de "Running Times", publicado en 2007, los corredores que consumen demasiada agua u otros líquidos (forzándose a beber aún cuando no tengan sed) pueden estar reduciendo su capacidad para conservar los líquidos durante la carrera. Esto sucede porque tu cuerpo está en un estado de hidratación constante. Un compuesto de los riñones que ayuda a responder a la deshidratación por la conservación de los líquidos, disminuye después de largos períodos de hidratación. Por lo tanto, tus riñones pueden dejar de retener líquidos mientras corres, lo que lleva a otros problemas de salud graves y a la deshidratación. Como con tantas otras cosas, la moderación es la clave para la hidratación.

Alimentación

Siempre que sea posible, debes comer antes de correr por la mañana. La alimentación impulsará los niveles de energía en los músculos, lo que te dará la energía suficiente para correr. Comer también le da a tu cuerpo y al cerebro los nutrientes que necesitan para funcionar en niveles óptimos. Si comes antes de correr, es probable que tengas un mayor nivel de resistencia y te sientas mejor con tu entrenamiento.

Estrategias de alimentación

Si eres una madrugadora que tiene tiempo para desayunar y digerir antes de correr, deberías hacerlo. Consume alimentos bajos en grasas con alto contenido de carbohidratos y una cantidad moderada de proteínas; intenta consumir entre 400 y 800 calorías. Las tostadas, las frutas, los cereales y los panecillos, son buenas opciones. Si duermes hasta que llega el momento de salir de la cama y saltar al pavimento, no tendrás tiempo para digerir una comida completa antes de correr. Esto podría dar lugar a náuseas o calambres antes de correr. Prueba con una bebida de carbohidratos o un energizante al salir. Si puedes soportarlo, algo ligero, como la mitad de un panecillo, es una buena opción. Una comida rica en carbohidratos la noche anterior también puede ayudarte a cargar energía. Para evitar la fatiga, dentro de una hora después de empezar la corrida, aliméntate con una comida que contenga los carbohidratos y las proteínas.

Corriendo vacía

La deshidratación puede ocurrir si no puedes ingerir suficientes líquidos. Un estudio de 1990, publicado en "Medicine & Science in Sports & Exercise", encontró que correr sin una hidratación adecuada puede dar lugar a molestias gastrointestinales. La falta de hidratación también aumenta la tensión en el corazón y puede elevar la temperatura del cuerpo a niveles peligrosos. Correr sin comer, por el contrario, puede echar a perder tu resistencia y dejarte fatigada. La gente que no come antes de hacer ejercicio por la mañana, o que ayuna durante 12 horas antes de hacer ejercicio, pueden sentir que su ejercicio es menos satisfactorio y más riguroso que las personas que comieron antes de hacer ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por trent jonas | Traducido por gloria soto