¿Correr es malo para una hernia?

Correr es un deporte que te da la libertad de alcanzar tus metas de acondicionamiento físico a tu propio ritmo. Una cosa que pone un alto a tus objetivos de correr es experimentar una hernia. Una hernia es un tipo de lesión que se produce en la cavidad abdominal. Generalmente es causado por esfuerzo, así como otros factores médicos. Puede ser agravada por actividad vigorosa como correr y otros deportes de alto impacto.

Hernia

Una hernia es un saco que se forma en el peritoneo o el revestimiento de tu cavidad abdominal; luego se proyecta hacia fuera de un área débil de la fascia y se hace visible. Si se te ha diagnosticado una hernia, una de las primeras cosas que notarás probablemente fue una protuberancia en el abdomen o la ingle. En algunos casos, puede haber molestia o dolor al agacharse o cuando te esfuerzas y levantas objetos pesados. Las hernias se asocian a menudo con los hombres, pero también pueden aparecer en las mujeres e incluso niños. Las mujeres son más propensas a experimentar una hernia femoral (un tipo de hernia que aparece en la parte superior del muslo), mientras que los hombres tienen mayor probabilidad de tener una hernia inguinal que aparece en la ingle. Otros tipos incluyen hiatal, umbilical e incisional. Si tienes una hernia, o sospechas que tienes una, deberías abstenerte de la actividad física, lo cual incluye correr, hasta que tu médico te dé permiso para hacerlo.

Riesgos

Una hernia en sí misma generalmente no plantea riesgos graves para la salud a menos que muestre signos de estrangulamiento. Cuando esto ocurre, la hernia ha aumentado en tamaño y ha cortado el suministro de sangre en el interior del saco. Esto requiere de cirugía para reajustar o eliminar el saco; no hacerlo puede causar que el tejido y, en algunos casos, los órganos cercanos mueran debido a la falta de suministro de sangre. Correr está prohibido si tienes complicaciones derivadas del saco herniado.

Tiempo de recuperación

Si tienes una hernia, puede que no desaparezca por sí sola, aunque ciertas hernias, como una hernia umbilical, pueden curarse por sí solas. Si necesitas una cirugía para reparar la hernia, puede incluir cirugía abierta, donde se hace una incisión en la zona afectada; esto podría tomar hasta dos semanas de tiempo de recuperación. Si se te practica un método de extirpación quirúrgica laparoscópica pequeña, el tiempo de curación es más rápido. Una vez que te hayas recuperado, puedes comenzar lentamente a introducir la actividad física en tu estilo de vida.

Correr

Si eres un corredor, querrás volver a correr tan pronto como sea posible. Correr puede no recomendarse en los días y semanas inmediatamente posteriores a una hernia o a tener una cirugía de hernia. El Centro de Hernia del Sur de California sugiere esperar al menos cuatro semanas antes de comenzar un régimen corridas vigorosas. Comienza caminando lentamente durante al menos una hora al día después de la cirugía. Progresa a un trote ligero al final de la primera semana posterior a la cirugía. Poco a poco introduce correr en pequeños intervalos. Si tienes cualquier dolor o malestar, para inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por julie boehlke | Traducido por mariano abrach