Correr y llevar tensión en el hombro izquierdo

Una postura inapropiada al correr es una causa posible de tensión en el hombro izquierdo. Usa una postura correcta y haz que alguien te observe para darte opiniones correctivas. Usa técnicas de relajación, estiramientos y estabilización de hombros para mantenerlos flexibles antes, durante y después de correr, también a la parte alta del torso. Considera la posibilidad de que puedes tener dolor de hombro causado por síntomas tempranos de un ataque cardiaco.

Postura incorrecta al correr

Puedes colocar tensión inconscientemente sobre tu hombro derecho, izquierdo o ambos. Al correr, presta atención a cuando comience la tensión y reestablece tu postura con esta técnica: exhala y deja que tus brazos cuelguen por un momento para eliminar la tensión. Después inhala conforme estiras tu espalda y retraes tus omóplatos para "correr alto", término utilizado para describir una postura correcta del torso al correr que incluye: espalda recta, hombros hacia atrás, ligera inclinación del torso hacia adelante, y el mentón paralelo al suelo mientras permites que tu cuerpo siga el ritmo con fluidez. Mantén tus extremidades en movimiento recto hacia el frente y no de lado a lado en movimientos de torsión. Piensa en tus brazos en movimiento como las vías del ferrocarril. Estos ajustes te permiten relajarte y mantener alejada la tensión de tu quijada, cuello y hombros.

Estiramientos y calentamientos

Intenta el estiramiento de hombro de facilitación neuromuscular propioceptiva (PNF por sus siglas en inglés), es una técnica de cantracción-relajación-estiramiento en la cual elevas tus hombros hacia tus orejas hasta que sientas una pequeña tensión. Mantienes por cinco segundos y relajas completamente los hombros. Después estiras alejando tu hombro izquierdo de la oreja izquierda y mantienes por cinco segundos. Repite por el otro lado.También estira tu pecho colocando tus manos a la altura del mismo a cada lado de un marco de puerta. Inclina tu cuerpo hacia adelante hasta que sientas el estiramiento en el pecho. Realiza círculos hacia adelante y atrás con los hombros. termina dejando caer tu mentón suavemente hacia tu pecho y girando para llevar tu oreja derecha hacia tu hombro derecho y regresando en el mismo movimiento hacia el otro lado.

Ejercicio de estabilización de hombro

Prueba este ejercicio así como otros de movilidad del American Council on Exercise. Recuéstate sobre tu espalda en posición de rodillas flexionadas con tus brazos abajo a tus lados. Baja y junta tus omóplatos. Inhala por la nariz. Exhala y eleva tus brazos rectos hacia arriba de tus orejas en posición de letra "I". Mantén tu espalda en contacto con la esterilla. A continuación, separa tus brazos en posición "Y". Después, en posición "T" y finalmente en "W" a los lados. Regresa a la posición de inicio entre cada letra del alfabeto.

Signos tempranos de ataque cardíaco

Un ataque silencioso al corazón ocurre sin dolor de pecho y puede presentarse refiriendo dolor en uno o ambos brazos, hombros, espalda, cuello, mandíbula o abdomen. Cerca del 20% de ataques son silenciosos. Las personas saludables niegan la posibilidad al decir que son demasiado saludables, que no quieren asustar a sus familias o sentirse tontos si están equivocados. Los síntomas pueden aparecer en episodios comenzando al inicio del ejercicio, y después desaparecen durante el descanso. Permanece al tanto de otros síntomas como dificultad para respirar, náusea, vómito ansiedad, presión sanguínea anormal, pulso anormal, mareos y sensación de muerte inminente. Sólo para asegurarte, contacta a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne shaw | Traducido por arcelia gutiérrez