Cómo correr después de realizar pesos muertos

Correr proporciona numerosos beneficios que incluyen mejorar la velocidad y perder la grasa. Correr después de practicar pesos muertos (deadlifting) presenta ciertas dificultades como fatiga y dolor muscular. Correr inmediatamente después de ejecutar pesos muertos se convierte en un tema de resistencia y funcionamiento que después de una segunda sesión de entrenamiento se puede convertir en una cuestión de fatiga a largo plazo. Correr al día siguiente a menudo se convierte en un asunto de dolor muscular de aparición tardía. Todas las soluciones son viables, pero requieren esfuerzo y práctica adicional. Consulta con un médico antes de comenzar cualquier programa de entrenamiento.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Corre utilizando solamente a un ritmo moderado, pero asegúrate de golpear correctamente la almohadilla plantar cuando lo hagas. Caer en tus talones reduce la activación de tu músculo de la pantorrilla y aumenta la presión sobre tu espalda baja.

  2. Corre usando un programa de intervalo. Inmediatamente después de un entrenamiento de peso muerto, recorrer una larga distancia estresará aún más tu espalda. En su lugar, practica sprints seguidos de sesiones de recuperación. Corre a toda velocidad 50 m y luego camina de vuelta, entonces repite. Esto te permitirá cubrir terreno, quemar grasa y aumentar la velocidad.

  3. Corre a un ritmo moderado reduciendo tu máxima distancia. Si has realizado pesos muertos con anterioridad, tu resistencia puede verse comprometida. No programes tu pista más larga en el mismo día de tu entrenamiento de peso muerto. No corras por más del 80% de tu máxima distancia y una duración de no más del 90% de tu velocidad máxima durante una sesión, seguida de una sesión de entrenamiento de resistencia.

  4. Corre para ganar fuerza el día siguiente de un entrenamiento de peso muerto. El dolor y la fatiga del día después de un entrenamiento limitarán tu velocidad y resistencia así que trabaja en la construcción de una buena técnica. Correr cuesta arriba te ayudará a desarrollar un paso adecuado de los pies, y el esfuerzo extra forzará las piernas a trabajar más duro, mejorando tu condición.

  5. Realiza un calentamiento completo a pesar de que te hayas ejercitado recientemente. Si es más tarde en el día, es posible que no requieras tanto calentamiento adicional como si fuera el día siguiente. Algunas series de sentadillas (squats) y pesos muertos (deadlifts) te ayudarán a calentar y estirar los músculos previamente entrenados.

Consejos y advertencias

  • Los suplementos con aminoácidos de cadena ramificada pueden ayudar a aliviar el cansancio y dolor muscular.
  • Bebe por lo menos 64 oz (1,89 l) de agua por día.
  • Nunca levantes pesas sin un vigilante. Si sientes dolor al correr, detente inmediatamente.

Más galerías de fotos



Escrito por grey evans | Traducido por jane laury