Correr después de una meniscectomía

Después de cualquier tipo de lesión en la rodilla, es posible que correr sea difícil hasta que tu articulación se recupere a través de la curación y el fortalecimiento naturales. Habla con tu médico o fisioterapeuta si te han realizado recientemente un procedimiento de meniscectomía para seguir adelante con un programa de rehabilitación seguro y eficaz que te llevará de vuelta a tu entrenamiento.

Definición

El término meniscectomía se refiere a la eliminación del cartílago del menisco de la articulación de la rodilla. El menisco es el cartílago que protege y estabiliza esta articulación, y literalmente actúa como un amortiguador entre el extremo inferior del fémur, el extremo superior de la tibia y la rótula o hueso patelar. La gravedad de la rotura meniscal, el abordaje quirúrgico y si has tenido una meniscectomía total o parcial, afectan el movimiento de la articulación y el programa de rehabilitación.

Rehabilitación

Tu médico o fisioterapeuta te dirá cuándo puedes estar de pie, caminar y comenzar a hacer ejercicio con tu rodilla lesionada tras una meniscectomía. Dependiendo de tu procedimiento quirúrgico, edad, salud y bienestar general, espera entre dos y ocho semanas de recuperación después de la cirugía. El entrenamiento de la marcha se inicia después de que la inflamación inicial de la rodilla ha bajado. Los ejercicios de soporte de peso, tanto parcial como completo, seguidos de caminar, son los primeros pasos hacia la recuperación literal.

Funcionamiento

Tras el tiempo de cicatrización adecuado y el ejercicio para la estabilidad y la restauración de la movilidad y flexibilidad de las articulaciones, puedes comenzar a caminar distancias más largas, siempre y cuando no tengas dolor. El soporte de peso completo sobre la rodilla no puede ser posible hasta al menos 12 semanas después de la cirugía, a veces más. De acuerdo a tus niveles de dolor, la función de la articulación y las recomendaciones de tu terapeuta o médico de rodilla, puedes ser liberado de la terapia con instrucciones de continuar con tus ejercicios de fortalecimiento antes de intentar tanto trotar como correr.

Pronóstico a largo plazo

Mientras que puedes ser capaz de correr otra vez, quizá sientas dolor o sensación punzante en la rodilla posteriormente, lo que es causado por la fricción de los huesos de la rodilla que se frotan cara a cara. Además, puedes agravar la condición de tu rodilla a través de una actividad de alto impacto como lo es correr, con la posibilidad de mayores daños a la articulación a través de un desgaste excesivo. Para algunos, una meniscectomía total puede resultar para aliviar condiciones de los huesos y las articulaciones, como la osteoartritis. Cada caso es diferente, y las directrices generales y los pronósticos se ofrecen de forma individual para tu caso específico.

Más galerías de fotos



Escrito por denise stern | Traducido por mar bradshaw