Cómo correr antes del desayuno para quemar grasa

No tomar desayuno e ir a correr al aire libre o en una caminadora puede ser una de las mejores opciones para lograr perder grasa. Según un estudio de Northumbria University, en Reino Unido, las personas que corrían en una caminadora antes de comer en la mañana quemaron en promedio 20% más grasa que aquellas que lo hicieron después de comer. Sólo debes asegurarte de correr a la intensidad adecuada y alimentarte adecuadamente la noche anterior.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Mantén una intensidad alta. Desafortunadamente, aun existe la idea de que el ejercicio cardio vascular de baja intensidad es mejor para quemar grasa. Al hacer ejercicio a un menor porcentaje de tu frecuencia cardiaca máxima se quema un mayor porcentaje de calorías de grasa en comparación con las calorías de los carbohidratos, pero se quema muchas menos calorías en general, señala el fisiólogo del ejercicio y fondista, Travis Saunders. Es mejor que te esfuerces en una carrera corta, digamos de 20 minutos, que hacer una carrera larga, lenta y sostenida de una hora.

  2. Toma con calma el hecho de correr antes del desayuno. Si estás acostumbrado a correr tarde o incluso después del desayuno, entrenar en ayunas puede ser un shock para el sistema. El azúcar en la sangre es más bajo antes del desayuno, por lo que podrías sentirte mareado, advierte el experto en medicina deportiva desde Nueva York, Dr. Alexis Chiang Colvin.

  3. Corre acompañado las primeras veces que lo hagas. Ya que no sólo te ayudará con la motivación de exigirte un poco más cada vez, sino que si te llegas a sentir enfermo por no haber desayunado, no estarás sólo.

  4. Incorpora intervalos en tu carrera. A medida que te acostumbres a correr en ayunas, puedes aumentar la intensidad para aumentar la quema de grasa aún más. Haz ésto al agregar intervalos en cada carrera. La entrenadora de corredores Melanie Schorr de Runners Connect in Boston recomienda en entrenamiento Fartlek. Esta es una forma aleatoria de intervalos donde puedes mezclar la velocidad entre caminar, trotar lentamente, correr a ritmo moderado y sprint.

  5. Disfruta de una comida sólida dos a tres horas antes de acostarse la noche antes de correr. Una buena comida mixta contiene proteína, carbohidratos y grasa. Alimentos como un filete magro con ñame y brócoli, o espagueti integral con salsa boloñesa son buenas opciones. Esto te dará un poco de energía para correr por la mañana

  6. Toma una porción de entre 5 a 10 gramos de aminoácidos de cadena ramificada (BCAA) y de 1 a 2 gramos de carnitina media hora antes de correr, según aconsejan Joe Wuebben y Jim Stoppani, PhD de músculos y fitness. La carnitina ayuda a maximizar la quema de grasa, mientras que los BCAA ayudan a preservar la masa muscular. La musculatura es importante al perder grasa, ya que cuanto más músculo tengas, más rápido tiene que trabajar tu metabolismo y aumentar la quema de calorías al día.

  7. Toma un desayuno compuesto de proteínas y carbohidratos cuando hayas terminado de correr. Esto te ayudará a reabastecer tus niveles de glucógeno y te dará energía durante el día. Come huevos con tostadas integrales, un batido hecho con proteína en polvo y mezclas de frutas, yogurt natural bajo en grasa con nueces y bayas, o incluso una ensalada de pollo. Sólo asegúrate de que lo que sea que comas sea acorde a la ingesta permitida del día.

Consejos y advertencias

  • Incorpora entrenamiento de fuerza y otras formas de cardio en tu rutina semanal para obtener el máximo beneficio para la salud y la pérdida de grasa.
  • Consulta con su médico antes de comenzar un programa de carrera y toma las cosas con calma al comienzo.
  • Asegúrate de que tu médico apruebe el uso de BCAA y carnitina en tu dieta, junto con otros suplementos que quieras tomar.

Más galerías de fotos



Escrito por mike samuels | Traducido por mariajose mansilla