Correr en una caminadora manual

La alternativa más lujosa y más cara para correr que son las cintas caminadoras electrónicamente controladas y de propulsión eléctrica no son la única opción para las personas a las que les gusta caminar en interiores. Las caminadoras manuales ofrecen caminos más baratos para el entrenamiento pero sin las opciones que hacen el entrenamiento bajo techo más tolerable. Proporciónate el entretenimiento a ti mismo, y consigue ejercitarte mateniéndote por debajo del presupuesto, con desafíos no provistos por las máquinas de propulsión. Las caminadoras manuales contribuyen al ejercicio cardiovascular y a la quema calorías de manera eficiente, todo en la intimidad del hogar, pero no ayudan a los vagos. En lugar del ejercicio de correr de manera asistida, las caminadoras manuales requieren de un trabajo duro.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Caminadora manual
  • Temporizador
  • Zapatillas deportivas
  • Dispositivos de entretenimiento

Instrucciones

  1. Elige la ropa adecuada. Usa pantalones cortos o pantalones largos cómodos al correr en una caminadora manual. La cinta de correr ejerce una presión inusualmente repetitiva sobre los pies y requerirá de buenas zapatillas para correr.

  2. Prepara distracciones. No hay muchos corredores que en realidad que se centren en la corrida; la mayoría utiliza trucos mentales o entretenimientos electrónicos para eludir la aversión a la actividad habitual. Coloca la cinta de correr delante de un televisor, y coincide tus entrenamientos con tus programas favoritos de televisión, o mide el tiempo de tu sesión de ejercicios con un auricular y tus selecciones musicales favoritas.

  3. Ajusta la inclinación de acuerdo con las instrucciones del fabricante. Dado que las caminadoras manuales dependen del usuario para la potencia, la cinta de la máquina se debe configurar con el peso del usuario. Ajustada correctamente, una cinta de correr manual proporciona desafió, pero no un estrés perjudicial.

  4. Comienza lentamente. Dar pasos hacia adelante y empujar hacia arriba con las piernas inicia la acción de una caminadora manual. La resistencia consistente resulta de una interacción entre el movimiento del usuario y un sistema de almacenamiento de energía interna; por lo general, un volante de inercia. Cambia las velocidades gradualmente al acelerar o detenerte.

  5. Utiliza las manijas de la máquina sólo al iniciar y al detenerte. Descansar en las máquinas le quita a los usuarios los beneficios reales de la máquina. Una vez que la que la caminadora manual alcance la velocidad de carrera, suelta las manijas sigue adelante.

Consejos y advertencias

  • Baja el termostato antes de comenzar una sesión de entrenamiento. Setenta grados pueden ser cómodos para ver la televisión, pero cuando se está en una caminadora manual, puede ser muy caluroso.
  • Consulta el manual del propietario para obtener consejos de mantenimiento, y sigue el programa de mantenimiento con exactitud. Las máquinas con motor se enfrentan con una fricción mayor debido a una lubricación que se pierde por el gran trabajo que estas realizan, pero las máquinas manuales ponen la carga sobre el usuario. La lubricación adecuada garantiza un entrenamiento controlable.
  • Correr sobre una cinta caminadora no es lo mismo que correr por un terreno en el mundo real. Las cintas de correr son un buen entrenamiento, pero no ofrecen la gama completa de movimientos y tensiones aleatorias de la carrera en una carretera. Incluye las diferencias importantes por ti mismo alternando recorridos constantes con aceleraciones (sprints). Usa cinturones de peso para algunos entrenamientos, y ajusta la inclinación de la máquina como debe ser.

Más galerías de fotos



Escrito por james young | Traducido por martín giovana